Realizan Fuerzas Armadas Redada de Migrantes en el Centro de Tapachula. Miles Regresan a Honduras

412
Las fuerzas policiacas y militares activaron los operativos en el centro de la ciudad, para detener a migrantes ilegales que burlaron la frontera y ser deportados.

*CIENTOS DE INDOCUMENTADOS HAN SIDO ASEGURADOS EN LAS ÚLTIMAS HORAS. *LA GUARDIA NACIONAL EN LA FRONTERA SUR ESTÁ PARA SE RESPETEN LAS LEYES, DECLARA ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Tapachula, Chiapas; 21 de enero.- Elementos del Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y autoridades migratorias llevaron a cabo este martes por la mañana un operativo en contra de migrantes indocumentados en pleno centro de Tapachula.
Las acciones se suman a los retenes instalados en las carreteras fronterizas y los cercos de seguridad en el municipio de Suchiate, donde fue desarticulada la caravana de migrantes hondureños.
En global, en las últimas horas se han asegurado a cientos de extranjeros que entraron de manera irregular o violenta a territorio mexicano y que tampoco pudieron acreditar su legal estancia en el país.
En el transcurso del lunes, miles de indocumentados trataron de ingresar a Chiapas en forma de caravana y por ello solicitaron al gobierno de México el libre tránsito para que pudieran llegar a los Estados Unidos, pero les fue denegado.
Poco antes, pobladores de Tecún Umán los habían desalojado del centro de esa comunidad fronteriza y por lo mismo intentaron ingresar violentamente a Chiapas y se enfrentaron a golpes con la Guardia Nacional, que los logró contener y los obligó a replegarse a territorio chapín.
Sin embargo, unos mil de ellos utilizaron caminos de extravío para iniciar una marcha que también fue detenida en la comunidad de Zaragoza, en el municipio de Frontera Hidalgo.
A pesar de todas esas acciones, algunos lograron burlar la vigilancia y llegar en la mañana de este martes al centro de Tapachula, en donde se juntaron con otros migrantes que deambulaban en ese sector de la ciudad.
Sun duda no se esperaban que la advertencia del gobierno federal en torno a que no se permitira la violación de las leyes migratorias, va en serio.
Así, decenas de militares y de agentes federales, en coordinación con el Instituto Nacional de Migración, realizaron la redada en el primer cuadro de la ciudad.
Los extranjeros asegurados fueron trasladados hacia la Estación Migratoria Siglo XXI, ubicada al norte de Tapachula, desde serán deportados hacia sus naciones de origen.
Durante el operativo, la circulación vial de algunas calles de ese sector fue interrumpida, mientras que el comercio establecido se mostró reservado, ya que al menos la mitad, mantuvo cerrados sus establecimientos hasta que concluyeron esas acciones, un par de horas después.
Mientras eso ocurría, en la franja limítrofe que divide a México de Guatemala, a la altura del municipio de Suchiate, se vivió un tenso día.
En un consenso realizado entre los participantes de la caravana, concluyeron que no había las condiciones para seguir en esa aventura y que lo mejor era retornar a su país o buscar quedarse en alguna región de Guatemala.
Por lo mismo, unas 300 personas que se mantenían en Ciudad Hidalgo en espera de que pasaran sus connacionales, emprendieron una caminata hacia el río y lo cruzaron a pie rumbo a Guatemala.
Otros miles de ellos, tomaron autobuses hacia su país y a diversas regiones de Centroamérica. Al caer la tarde, organizaciones de los derechos humanos calcularon que quedaban solo unos 600 migrantes dispersos en Tecún Umán, la mayoría en albergues.
Estos aún siguen en la disyuntiva sobre su destino, porque hay quienes tienen la esperanza de aprovechar una oportunidad para entrar ilegalmente a Chiapas y, de no lograrlo, buscar otra alternativa, menos regresar.
Por ello, el río Suchiate, que un día antes fue escenario del enfrentamiento entre la Guarda Nacional y miles de migrantes, tuvo un martes desolador.
Y es que las actividades de trasiego de mercancías y personas por medio de las balsas, continuaron suspendidas, que sumado con el regreso del flujo migratorio, mostró un panorama desértico.
Sin embargo, los elementos de la Guardia Nacional que llegaron a la Frontera Sur para reforzar la seguridad, permanecieron en sus mismas posiciones, al igual que los operativos carreteros.
El reclamo social para frenar a las caravanas y para desalojar a los migrantes del centro de Tapachula, ha sido un clamor generalizado durante los últimos meses.
Por eso, las acciones emprendidas por el gobierno federal en estos días, ha sido reconocido por los representantes de los sectores sociales y productivos, así como del resto de la sociedad.
Aunque ahora la petición es que esos operativos sean permanentes y que los refuerzos federales queden en definitiva en la región, para que la Frontera Sur no siga abierta de par en par. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello