Puerta Abierta la Frontera Entre Chiapas y Guatemala Migrantes Preparan Arribo Ante Nula Vigilancia del INM

302
Sólo 5 elementos vigilan kilómetros de frontera entre Chiapas y Guatemala, lo que aprovechan varios centroamericanos para ingresar por el río Suchiate sin ser detectados.

* VARIOS DE LOS EXTRANJEROS SE INTERNAN EN LOS PASOS INFORMALES, BURLANDO EL ÚNICO FILTRO DE SEGURIDAD INSTALADO EN EL PASO “EL COYOTE”.
* TODOS LOS DÍAS INGRESAN DE MANERA ILEGAL CIENTOS DE MIGRANTES, MUCHOS DE ELLOS CON TATUAJES ALUSIVOS A LA MARA SALVATRUCHA.

Tapachula, Chiapas; 27 de diciembre del 2020.- Cientos de migrantes de distintas nacionalidades se mantienen en la ribera del río Suchiate, que sirve de referencia limítrofe entre México y Guatemala, en espera de una oportunidad para pasar de manera ilegal a territorio chiapanecos, tal y como lo hacen cientos de indocumentados todos los días, en ese mismo sector.
Un grupo de ellos, localizado a un costado del módulo de seguridad que se encuentra en el paso informal “El Coyote”, y en el que también hay unos cinco elementos de la Guardia Nacional, quienes solamente observan el ingreso irregular de extranjeros a territorio nacional.
El migrante hondureño, Dorian M., que se mantiene a las orillas del gran afluente que ha sido testigo de paso de caravanas con miles de extranjeros, dio una entrevista exclusiva para el rotativo EL ORBE.
Destacó que se mantiene en ese lugar porque no puede vivir en su país por los tatuajes que tiene en su cuerpo; sin embargo, aclaró que, hasta ahora, no ha sido detenido por delinquir o pertenecer a una banda delictiva.
El extranjero, quien acompaña a otros connacionales, dijo que su objetivo es avanzar hacia el interior del territorio nacional, pero esperan que espera que mejoren las condiciones para hacerlo.
Relató que no buscan avanzar en los grupos de caravana que ingresan de manera violenta y causando destrozos, sino que viajarán caminando a pesar de los diversos controles de seguridad.
El hondureño aseguró que la Guardia Nacional no es un peligro para los migrantes. Lo peor que les puede pasar, aseguró, es que solo los pueden detener y deportar a su país.
Desde su punto de vista, para poder internarse en territorio nacional y pensar llegar a los Estados Unidos, tienen que buscar dinero para seguir su camino, mientras vivirá en la Frontera Sur de Chiapas.
Otros centroamericanos se dedican a realizar diversas actividades en Suchiate y otros municipios aledaños, desde donde esperan una oportunidad para emprender su viaje.
EL ORBE realizó un recorrido en este fin de semana para verificar la presencia de efectivos de la Guardia Nacional o alguna autoridad migratoria en el Suchiate, pero no se encontró a ningún funcionario mexicano.
La actividad del trasiego de todo tipo de mercaderías y seres humanos es lo único que se observa de manera diaria y permanente, sin que alguna autoridad tenga la más mínima voluntad de hacer algo. EL ORBE / M. Blanco / Jesús Sánchez Martínez