Río Suchiate y Viva México son el Corral que Impide la Salida de los Migrantes

245
Río Suchiate y Viva México son el Corral que Impide la Salida de los Migrantes
  • Y los Tapachultecos Sufriendo Robos, Asaltos y Maltratos.
    Tapachula, Chiapas; 24 de Abril del 2021.- El Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), se han convertido en el muro de los Estados Unidos para los indocumentados que buscan avanzar a la frontera norte y los mantiene varados en Tapachula, dijo Alfredo de la Cruz Cordero, en representación de los vecinos de la colonia San Antonio Cahoacán, del oriente de la ciudad.
    En entrevista para rotativo EL ORBE, precisó que son los funcionarios del Gobierno Federal los que mantienen una contención para los extranjeros, con la justificación de que tienen que regularizar su situación en el país.
    Los migrantes de distintas nacionalidades tienen que esperar hasta tres meses para poder tramitar una cita y lograr obtener un documento que les permita seguir su tránsito o en su caso estar legal en el municipio. Sin embargo, hay muchos que aseguran que llevan más de un año de espera.
    Reconoció que hay caos, desesperación y problemas que generan los indocumentados en contra de los tapachultecos y del resto de la sociedad.
    Opinó que los ciudadanos y organizaciones coinciden en exigir al INM y a la COMAR no burocratizar los trámites de los extranjeros para no mantenerlos varados. Es decir, aquellos que cumplan con lo que dice la ley y puedan ser regularizados, que les den sus documentos y avancen hacia el interior del país o a los Estados Unidos.
    En tanto que aquellos que sean rechazados y los que ni siquiera han iniciado sus trámites por temor a ser identificados, los aseguren en operativos y los repatríen a sus naciones de origen.
    “Porque Tapachula no les ofrece nada a los indocumentados, porque no hay industria, solo es materia prima; no hay empleos y ni cómo atender a los migrantes que se han establecido en este municipio”, abundó.
    Además, que, en Tapachula ya se cuenta con varios tipos de crisis, la migratoria, económica, de salud, de valores y de educación, “porque muchos de los extranjeros invaden la tranquilidad, la paz social y empiezan a dejar hacer sus necesidades fisiológicas y su basura en las calles”.
    En la colonia San Antonio Cahoacán, la población migrante que arriba todos los días, ha causado molestia, irritación y ha hecho que los vecinos levanten la voz porque no se cuenta con nadie quien atienda a la población centroamericana.
    En el albergue “Belén”, ubicado en ese lugar, a diario se reciben a migrantes que buscan refugio y protección, indicó. Pero algo que ha afectado a los colonos es que la población que no logra ingresar a ese centro de acogida, realiza sus necesidades fisiológicas a un lado de las puertas de las viviendas.
    El afectado narró que esta semana, cuando se disponía a realizar sus actividades, se percató que un migrante estaba haciendo pipí frente a su vivienda, por lo que procedió a seguirlo para solicitarle que no lo hiciera.
    “Llegamos al alberge y pudimos observar que están recibiendo a personas sin las medidas sanitarias, aquí lo que sucede que los extranjeros son abusivos y han dicho palabras altisonantes”, agregó.
    Reconoció que hay temor entre la población porque han sido presa de amenazas. Por ello, hizo un llamado a la Diócesis de Tapachula y al obispo de la ciudad, Jaime Calderón, para que ponga atención de la problemática.
    Desde su punto de vista, “Tapachula se ha convertido en un baño público de migrantes”, y refirió que este tipo de faltas administrativas no se deben permitir. EL ORBE / M. Blanco