Murió Desangrada al Enterrarse un Cuchillo

1732
Murió Desangrada al Enterrarse un Cuchillo
Murió Desangrada al Enterrarse un Cuchillo

 

*En el Cantón “Pacayalito”
*Cayó Cuando Discutía con su Marido
*Por Accidente se Clavó el Arma en la Femoral
Tapachula, Chiapas, 10 de marzo.- A las 23:55 horas, una llamada de auxilio al servicio de emergencias 911, indicó que en el cantón “Pacayalito” se estaba protagonizando un escándalo y había una persona herida, al activarse la alerta acudieron elementos de la Policía Municipal Mando Único, Estatal Preventiva, Fronteriza y Especializada. Se entrevistaron con un sujeto que dijo llamarse Isidro Morales Bravo de 38 años de edad, quien manifestó que sostuvo una riña con su esposa, ella lo agredió y con un cuchillo intentó lastimarlo, lamentablemente cayó y se enterró el arma punzocortante en la pierna derecha, se cortó la vena femoral.
María Elena Ocaña Hernández de 48 años, sangraba en abundancia y el asustado marido solicitó el auxilio de una ambulancia. Minutos más tarde acudieron paramédicos de la Cruz Roja, al revisar a la mujer indicaron que había fallecido.
Se solicitó la intervención del personal del departamento de criminalística para que diera fe del deceso y realizara el trabajo de campo en busca de indicios y huellas. Tuvieron a la vista tirada sobre el piso de la vivienda construida de madera y lámina, el cuerpo sin vida del sexo femenino, estaba boca arriba en medio de un charco de sangre.
Personal de la Policía Especializada cuestionó a Isidro Morales Bravo quien se encontraba bajo los efectos del alcohol. Presentaba manchas de sangre en las manos y en la bermuda que viste, además de una lesión producida por arma punzocortante en la palma de la mano derecha y aruñones en el rostro. Fue asegurado y presentado ante el Ministerio Público para ser escuchado en declaración.
Las autoridades también se entrevistaron con Julio César O.H. de 24 años de edad, quien dijo ser sobrino de la víctima, señaló que a las 23:00 horas aproximadamente escuchó ruidos y gritos que provenían del interior de la casa de su tía, ya que estaban discutiendo ella y su esposo, pero dijo desconocer lo que pasó.
Una vez que se dieron por terminadas las primeras diligencias, el personal de Servicios Periciales realizó el levantamiento y traslado del cadáver al Servicio Médico Forense para que le fuera practicada la necropsia de ley, más tarde acudieron ante el Ministerio Público los familiares de María Elena Ocaña Hernández de 48 años de edad, quienes la identificaron y solicitaron les fuera entregada para darle sepultura. EL ORBE / Álvaro Islas Hernández