Sin Mantenimiento ni Vigilancia el Parque Ecológico de Tapachula

260
Sin Mantenimiento ni Vigilancia el Parque Ecológico de Tapachula
Sin Mantenimiento ni Vigilancia el Parque Ecológico de Tapachula

A Cargo del Ayuntamiento.

Tapachula, Chiapas; 12 de Febrero.- A casi dos años de que el Gobierno de Manuel Velasco rehabilitara el Parque Ecológico, considerado el “pulmón natural” de Tapachula, el inmueble permanece en completo abandono, ya que la autoridad municipal no le ha brindado el mantenimiento adecuado a las instalaciones.
El proyecto de rescate del emblemático Parque Ecológico de Tapachula tuvo una inversión de casi 42 millones de Pesos, por lo que en un espacio de nueve hectáreas se construyó un estacionamiento público, estacionamiento para bicicletas, dos gimnasios al aire libre, pista de patinaje y teatro al aire libre; además de 11 taquillas que dan acceso a las instalaciones de la feria, cafetería, casa del árbol, tirolesa, áreas verdes con zonas de anidación de aves, área de picnic, andadores, fuente lúdica, módulos de información, entre otros.
El 3 de Marzo de 2017, el entonces Gobernador inauguró las instalaciones del Parque Ecológico y fue entregado a la administración municipal, de Neftalí Del Toro para que se encargaran de su mantenimiento y cuidado.
A pocos días de su inauguración, el Ayuntamiento nombró a Julio Navarro Cárdenas como Director del inmueble, quien sin el apoyo de las autoridades, poco pudo hacer para mantener en óptimas condiciones las instalaciones, ya que no tenía el personal para realizar la limpieza y mantenimiento de las áreas.
Al inicio de la administración de Oscar Gurría Penagos, el Parque Ecológico pasó a cargo de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, dirigida por Yolanda Correa González, quien no ha mostrado la capacidad para mantener en óptimas condiciones este espacio público, por lo que a casi dos años de su rehabilitación permanece abandonado, sucio e inseguro.
Ante el desinterés de la administración municipal en turno, el espacio emblemático de varias generaciones permanece en completo abandono, situación por la cual el número de familias que lo visitan ha disminuido de manera considerable.
La casa de árbol y puentes colgantes se encuentran cerrados, toda vez que a falta de mantenimiento esta área representa un verdadero peligro para los niños, por lo que se les hizo más fácil negar el acceso de diversión a la niñez tapachulteca.
Algunas bancas están inservibles, ya que la madera con la estaban construidas se deterioraron, por lo que las pocas familias que todavía acuden al inmueble ya no tienen un lugar donde descansar; además los módulos de información están cerrados, e incluso la fuente lúdica está inservible.
En entrevista, la señora Claudia Ruiz lamentó la falta de interés de la autoridad municipal por conservar este espacio de recreación familiar, porque debido a la falta de mantenimiento la mayoría de las áreas están cerradas al público.
Ramas de árboles y troncos permanecen en las pistas, representando un peligro para los niños que llegan a divertirse en este espacio público, por todo eso es urgente que la autoridad municipal realice un proyecto de mantenimiento para todo el inmueble.
La falta de vigilancia del parque, detalló, ha sido factor para que las familias ya no acudan a este espacio público, toda vez que no hay presencia de la Policía Municipal, lo que ha originado que tanto dentro como fuera del sitio se susciten ilícitos.
Las luminarias están inservibles, por lo que al caer la noche, el parque es utilizado por pareja de jóvenes para actos sexuales, además, muchos llegan a ingerir bebidas alcohólicas o consumir drogas, situación que ahuyenta a las familias.
A poco más de 3 meses de la actual administración municipal, han demostrado no tener la capacidad para mantener en óptimas condiciones los pocos espacios de recreación familiar que hay en Tapachula, pues la mayoría de ellos están en la misma situación; abandonados, sucios e inseguros. EL ORBE/Mesa de Redacción