Despide Ayuntamiento a Trabajadores de Limpia

415
Despide Ayuntamiento a Trabajadores de Limpia

* En Días Anteriores se Manifestaron Exigiendo sus Derechos.

Tapachula, Chiapas; 1 de Noviembre.- El Ayuntamiento que aún preside el alcalde, Oscar Gurría Penagos y compañía, despidió este viernes a cinco de los siete trabajadores del Departamento de Limpia que, en días pasados, se habían manifestado afuera de la alcaldía.
En su protesta, que rotativo EL ORBE llevó en vivo a la opinión pública a través de su plataforma digital, señalaron que les debían sus compensaciones, que no tenían servicio médico y otras irregularidades con la renta de los 30 camiones para la recolección de la basura.
Luego se difundió una grabación atribuida presuntamente a la todavía secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología en el municipio, Yolanda Correa González, en la que, la persona que habla, encara a los trabajadores por haber concedido la entrevista a este medio.
Uno de ellos, Marco Antonio López Torres, dijo este viernes a EL ORBE que ya les notificaron que están despedidos y no les van a renovar sus contratos.
Todo, consideró, es debido a la manifestación que hicieron en el Parque Central donde, entre otras cosas, pedían el pago del complemento salarial devengado, luego de asegurar que lo habían solicitado -una y otra vez- y nadie les hacía caso.
Después de ese movimiento, les permitieron retornar a sus labores de manera normal hasta este viernes, cuando los citaron para decirles que estaban despedidos.
Ante eso, señaló que solicitaron una audiencia con Gurría, para explicarle detalladamente la problemática.
“Hasta ayer (jueves) hicimos el trabajo como ellos nos pidieron, no se nos hace justo que por una manifestación por algo que ya habíamos ganado, esté pasando esto”, indicó.
El despido de sus fuentes de trabajo por parte de la administración emanada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), fue notificada por el director del proyecto de los camiones de basura, Francisco Ramos.
Luego, recordó que tuvo un incidente de trabajo en el que se lesionó y no tenía servicio médico, pero, gracias a que fue publicada esa deficiencia en EL ORBE, le concedieron que un médico lo revisara.
“Ya estuvo suave que quieran segur tapando el sol con un dedo. Somos siete compañeros que nos manifestamos ese día y que nos citaron este viernes. A cinco ya no nos notificaron que estamos despedidos y ya subieron a otros operadores a las unidades que nos quitaron”, abundó.
Por su parte, César Eduardo Cabrera Espinoza, otro de los afectaos, dijo que están haciendo un llamado a Gurría para que tome cartas en el asunto y conozca de cerca lo que está pasando en esa dependencia municipal.
“No puede ser posible que, de un día para otro, exista un despido injustificado, cuando no estamos cometiendo ningún error”, puntualizó.
Los otros empleados que fueron notificados de la recisión de su contrato son: José Edgar Pérez González, Ricardo Tercero Pinzón y Alfredo Pérez Castro.
Apenas este jueves, EL ORBE llevó a la opinión pública los severos problemas que hay de contaminación en la ciudad, sobre todo en los mercados y centros de acopio por la recolección de los residuos sólidos.
La recolección de la basura, la misteriosa contratación de los camiones y el pago de varios millones de Pesos mensuales por esas y otras unidades, ha sido uno de los problemas con los que el Ayuntamiento nomás no ha podido, y esa incapacidad, es muy visible.
A ese problema habría que sumarle los reclamos de todos los días de la población por los altos niveles de inseguridad, las calles destrozadas, la falta de obras, los pésimos servicios públicos, el desbasto de agua potable y el desbordante comercio informal.
Así también, por la prostitución en pleno centro de la ciudad, el crecimiento en el narcomenudeo, la falta de alumbrado público, lo deplorable de los centros deportivos y parques, las fuentes descompuestas y el olvido de las promesas de campaña.
Sin embargo, Gurría ya regresó de su viaje de placer y de inmediato hizo una gran obra para la ciudad: puso aserrín pintado a un costado de sus oficinas, que momentos después la lluvia destruyó, e inauguró un semáforo en el Sendero Peatonal, que por cierto ya se fundió. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello