Urge Programa de Abatización y Descacharrización en la Frontera Sur

114
Urge Programa de Abatización y Descacharrización en la Frontera Sur

* Por Presencia del Dengue.
Tapachula, Chiapas; 11 de julio del 2020.- Representantes de diversas colonias populares de Tapachula y del resto de los municipios de la Frontera Sur coincidieron este fin de semana que hay alerta en la población por el incremento en los contagios de dengue.
Además, que a dos meses de que inició la temporada de lluvias, el Gobierno Federal no ha iniciado con el programa para combatir la enfermedad y por ello la sociedad se siente desprotegida.
Por si fuera poco, la decisión -también del gobierno federal- de suspender los programas sociales, dificulta que la población se sume a las acciones de prevención.
Marilú Ramírez Pérez, coordinadora de la colonia San Antonio Cahoacán, al sur oriente de la ciudad, recalcó que el dengue se ha incrementado en todo ese sector y que ahora están tan abandonados que ni descacharramiento hay.
Así también, que este año también ya no acudió el personal de Salud a la entrega de abate a cada vivienda, como se ha hecho durante muchos años para el combate del mosco transmisor de esa enfermedad y tampoco se hizo las fumigaciones.
Opinó que la problemática no es exclusiva de su colonia sino de todo el municipio y que por eso urge que sea atendida.
«Hemos estados muy abandonados en ese tema», recalcó al hacer un llamado a las autoridades a que recorran las colonias populares para verificar lo que está pasando.
Consideró que los mayores problemas pudieran estar en las comunidades marginadas que se ubican en las orilladas de la ciudad, «porque están en el completo olvido»
Recordó que, hasta el sexenio pasado, la población de escasos recursos que era beneficiada con el programa «Prospera», participaba voluntariamente para el descacharramiento en las colonias y barrer las calles para que permanecieran limpias.
Esto para evitar que hubiera artículos que permitieran la reproducción del zancudo y con ello disminuir los índices de contagio y la proliferación del virus.
Sin embargo, ahora que ya se cancelaron esos programas, la población ya no quiere participar en esas actividades, pero tampoco las autoridades.
Señaló que también se ha permitido que los patios baldíos estén enmontados, lo que no solo sirve como criaderos de moscos, sino también para guarida de maleantes.
Y es que, según recordó, las leyes señalan que los propietarios de esos lotes están obligados a mantenerlos limpios para evitar ser acreedores a multas o sanciones.
Reconoció que gran parte de la sociedad está confundida porque los síntomas del dengue son muy parecidos a los del coronavirus.
Incluso, que hay quienes han acudido con esos malestares en busca de atención médica a consultorios particulares, pero que no los dejan entrar, con el argumento de que pudieran estar contagiados de Covid-19 y no de dengue, «pero entonces cómo podemos saberlo».
Oficialmente, en lo que va del año hay confirmados 4 mil 790 casos de dengue en el país, que es un 20 por ciento más que el mismo periodo pero del año pasado, además de 17 defunciones a consecuencia de esa enfermedad.
Con lo que respecta a Chiapas y tomando como referencia solo a los que han acudido a consulta médica, hay 119 casos confirmados. De ellos, 40 son del tipo clásico; 63 con signos de alarma; y 16 graves.
Hay otras mil 145 personas que presentan los síntomas del dengue, aunque el diagnóstico no ha sido confirmado en laboratorios y permanecen en calidad de sospechosos. EL ORBE / M. Cancino