Protestan Contribuyentes en la Unidad Administrativa

356
Del Delegado de Hacienda ni sus Luces, ¿Tendrá COVID?, Porque con esa Actitud a Todos se les Pega.

Tapachula, Chiapas; 20 de Julio del 2020.- Las inconformidades de los contribuyentes en contra de la forma déspota e inhumana que aseguran son tratados por el personal de la Unidad Administrativa local, ha ido en aumento.
Este lunes las cosas estuvieron a punto de pasar a más, aunque los afectados se limitaron a externar su malestar, luego de que los obligaron a formarse bajo los candentes rayos del sol por casi todo el día, además de exponerlos al contagio del Coronavirus por las aglomeraciones.
Mayela Madrigal, una de las contribuyentes, pidió a los presentes que se arremolinaban en la entrada de esas oficinas para poder entrar que mantuvieran cerradas con rejas los accesos, que fuera la población la que pusiera el orden, guardaran las distancias y evitaran la aglomeración.
«Las cosas están muy mal. La Unidad Administrativa debería tener gente capacitada como para organizar a los contribuyentes. Nosotros no tenemos la culpa sino los que están adentro, quienes no saben dar el servicio, son déspotas y groseros», afirmó.
Ante los medios de comunicación comentó ser enfermera y le daba mucha pena «que toda esa gente esté aglomerada de esa manera y no se vale».
Lamentó que cierren los accesos a todos aquellos que tienen la necesidad de ir a ese lugar a realizar algún trámite, en una problemática que ya es de todos los días, pero que se ha ido agudizando.
«Es muy lamentable, porque puedo sentir el dolor de mis compañeros médicos y enfermeras que están dando la vida en un hospital, con un traje donde se sofocan, y no se vale que estas personas que están adentro, tomando café tal vez, no puedan poner orden afuera», recalcó.
Por su parte, Bersaín Velázquez, afirmó que llegó a esas oficinas para sacar cita para casamiento, pero que le dijeron que están canceladas hasta nuevo aviso.
Sin embargo, tenía que hacer el mismo procedimiento de pasar horas bajo el sol para poder entrar y preguntar para cuándo se podrá casar.
En tanto que Ramón Flores, externó que hace falta más organización por parte de los servidores públicos y tratar de evitar las aglomeraciones, «porque tal vez adentro no, pero aquí afuera sí la hay, y entonces viene siendo lo mismo». EL ORBE / M. Cancino