Juzgados de Tapachula Llevan 10 Meses Cerrados, se Agudiza Rezago: Abogados

258
Juzgados de Tapachula Llevan 10 Meses Cerrados, se Agudiza Rezago: Abogados

* Probablemente Abran Hasta Enero de 2021.

Tapachula, Chiapas; 29 de noviembre del 2020. – Esta semana se cumplieron 10 meses desde que fueron cerrados los juzgados en Chiapas, con el argumento de reducir el número de contagios y eso ha generado una gran problemática en los despachos jurídicos y en los profesionales del derecho, porque están paralizadas sus actividades.
Así lo dio a conocer, Edgar Gerardo Torreblanca Martínez, presidente de la Barra de Abogados del Estado de Chiapas, y presidente de la Academia Chiapaneca del Derecho al Trabajo, quien dijo que esas mismas oficinas gubernamentales van a continuar cerradas durante todo diciembre, por lo que los problemas se agudizarán aún más.
“Son diez meses que no hemos recibido la atención de los diferentes tribunales del estado y ya confirmaron que, al menos lo que resta del año, permanecerán cerrados”, subrayó.
Agregó que todos los abogados de Tapachula y del resto de los municipios de la región, los que han egresado de las diferentes escuelas o facultades de Chiapas en esa profesión, están sin empleo, en virtud de que están cerradas las oficinas donde desarrollan sus gestiones.
Explicó que lo más que pudieron decirles en los juzgados es que hay una página para que los abogados aparten una cita, presenten su demanda, pero que será hasta enero -posiblemente- cuando le den entrada, en virtud de que por ahora no corre ningún término ni plazo procesal, “es decir, estamos a la gracia de las autoridades para que se abran ewsas oficinas”.
Torreblanca Martínez fue al fondo del asunto al manifestar que la ironía y casi sarcasmo es que, “cómo es posible que los bares, las cantinas y las discotecas estén abiertas, y los juzgados, que es un derecho elemental para las personas, porque es el acceso a la justicia, estén cerrados”.
Agregó que, de por sí había retrasos en un 50 por ciento en los juzgados penales, civiles, laborales y familiares, “imagínense ahora con la pandemia, el rezago es brutal y los clientes con justa razón están desesperados”.
Recordó que había demandas por un monto de 50 mil pesos, y que, ante la necesidad de las víctimas y su desesperación, y como vieron que todo está detenido y no avanza, prefirieron arreglar el curso al aceptar unos cinco mil pesos para poder sobrevivir.
Criticó que, en esta época de pandemia, los titulares de los juzgados, los secretarios y demás empleados, están recibiendo íntegros sus salarios, y en cambio los abogados, no reciben nada porque dependen de sus clientes y si las demandas no avanzan, no hay cómo cobrarles.
Dijo por último que ojalá las autoridades correspondientes entiendan que los juzgados o tribunales deben estar abiertos porque si no se imparte justicia, no hay democracia. EL ORBE / Nelson Bautista