Sin Cubreboca ni Medidas Sanitarias se Aglomeran Migrantes en el INM

280
Sin Cubreboca ni Medidas Sanitarias se Aglomeran Migrantes en el INM

Tapachula, Chiapas; 04 de enero del 2021.- Miles de migrantes ignoraron las medidas sanitarias y caso omiso a la pandemia del coronavirus, al aglomerarse este lunes en las inmediaciones de las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM), al sur de la ciudad, para esperar una respuesta a su solicitud de regularizar su estancia en el país.
Los extranjeros, en su mayoría sin usar el cubrebocas y sin la distancia social, permanecían desde el pasado 23 de diciembre en espera de poder ser atendidos por las autoridades migratorias, debido a que las autoridades dejaron de atender repentinamente el mes pasado.
Desde temprano, los extranjeros se concentraron en los callejones y barras del acceso principal que conduce a esas oficinas, ubicadas a un costado de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, en espera de una respuesta que les han prometido dar desde hace muchos meses.
Los indocumentados exigían a las autoridades mexicanas que los atendieran, porque ha pasado demasiado tiempo de espera de los documentos que les permitan poder hacer el trámite de su legalización.
La cubana Suset “N”, informó al rotativo EL ORBE que desde hace más de un mes se encuentran en territorio mexicano en busca de regularizarse a través de una visa humanitaria. “Somos bastantes y necesitamos que nos agilicen el trámite, como lo hicieron el año pasado” agregó.
La isleña refirió que miles de migrantes de su país han ingresado de manera ilegal a México y muchos de ellos han empezado a realizar los trámites en el INM y otros en la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), aunque reconoció que muchos más continúan cruzando Centroamérica en busca de pisar suelo mexicano.
Cabe señalar que un grupo de agentes de Seguridad Privada y efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines, vigilan de cerca a los extranjeros para evitar que irrumpan a esas oficinas.
Mantener aglomerados y amontonados a los migrantes, es una olla de presión que en cualquier momento puede estallar, debido a la pandemia del coronavirus y la lentitud de los agentes del INM. EL ORBE / Jesús Sánchez Martínez