Demandan al Alcalde de Unión Juárez Por Abuso y Corrupción de Policías

186
Demandan al Alcalde de Unión Juárez Por Abuso y Corrupción de Policías

Tapachula, Chiapas; 16 de marzo del 2021.- El alcalde del municipio fronterizo de Unión Juárez, Doni Alan Verdugo Aguilar, fue demandado penalmente y ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), por los lamentables hechos ocurridos en las últimas horas, en la que policía a su mando, entraron a un negocio sin orden de un juez, detuvieron a dos, los metieron a la cárcel, exigieron dinero y los dejaron libres
Según lo plasmado en ambas denuncias, el presidente municipal, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), había autorizado todo.
Luis Olmedo Ramírez, uno de los agraviados, dijo ser originario del ejido Santo Domingo de ese municipio, en donde es propietario de un negocio con alrededor de 40 años de servicio.
Ante los medios de comunicación, explicó que el sábado llegó un grupo de policías municipales a esa propiedad para decirle que realizarían una revisión de rutina, aunque no presentaron ninguna orden judicial y entraron a las instalaciones ubicadas a un costado de su domicilio particular, en la Avenida Juárez.
Ante los atropellos que se estaban cometiendo, el joven decidió sacar su teléfono particular y empezó a grabar a los uniformados, quienes de inmediato, según su versión, se le vinieron encima, lo agredieron, detuvieron, subieron a golpes a la patrulla y lo trasladaron a la cabecera municipal, para meterlo a la cárcel, junto con otra persona.
Ahí estuvieron encerrados durante 18 horas, hasta que les dijeron que entregaran una cierta cantidad de dinero para dejarlos salir, sin recibo alguno, pero que tenían que firmar un documento en el que aceptaban que fueron detenidos por hacer escándalo.
Recalcó que, por alguna situación que pide sea investigada a fondo, solamente su negocio ha recibido constantes “revisiones de rutina” en esa comunidad.
Además, que fue indignante en la forma como lo trataron en su propia casa, lo apresaron y lo obligaron a permanecer en una celda, sin tener delito alguno. EL ORBE / Jesús Sánchez Martínez