INM Afirma Haber Detenido 90 mil Migrantes Pero en Tapachula Deambulan más de 70 mil

193
INM Afirma Haber Detenido 90 mil Migrantes Pero en Tapachula Deambulan más de 70 mil

* Principalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Tapachula, Chiapas; 13 de junio del 2021.- De enero a lo que va de junio, el Instituto Nacional de Migración (INM) señala que ha asegurado a 90 mil 850 migrantes que no pudieron comprobar su estancia regular en el país y provenían, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, de los cuales un 20 por ciento eran menores de edad.
Sin embargo, la dependencia no dice absolutamente nada de alrededor de 70 mil que, según organismos sociales, deambulan en las calles de Tapachula, sin papeles ni trabajo.
De acuerdo a un balance del INM, de los hondureños detenidos en territorio nacional, 37 mil 237 eran adultos y 9 mil 575 menores de edad; mientras que, entre los guatemaltecos, 20 mil 459 eran adultos y 5 mil 674 infantes; y, de los salvadoreños, 5 mil 995 adultos y mil 420 niños.
Además, de otras nacionalidades, 9 mil 409 correspondían a mayores de edad y mil 081 a menores.
Por género, 24 mil 062 eran mujeres y 66 mil 788 hombres; mientras que 17 mil 750 del total eran niñas, niños y adolescentes, y 73 mil 100 mayores de 18 años. Entre los menores de edad, 13 mil 736 estaban acompañados de un adulto y 4 mil 014 no acompañados.
Chiapas es la entidad donde se registra el mayor número de migrantes asegurados (según el reporte), con 28 mil 757; seguido de Tamaulipas, con 12 mil 823; Tabasco, 10 mil 281; Baja California, 6 mil 587; Veracruz, 5 mil 420; Coahuila, 4 mil 932, y entre los estados con menor porcentaje, están Morelos, con 30; Michoacán, 26; Colima, 14, y Baja California Sur, 10.
Respecto a los retornos de personas extranjeras, se han contabilizado -entre los meses de enero y junio- 42 mil 067; de ellos, 37 mil 855 fueron vía terrestre (15 mil 945 a Guatemala y 21 mil 912 a Honduras), y 4 mil 213 aéreos (2 mil 464 a Honduras, 797 a El Salvador y 816 a Guatemala).
En tanto, el INM asegura que, derivado de 496 operativos de inspección en zonas ferroviarias del país, se logró la detención de 6 mil 709 personas migrantes irregulares entre el 25 de enero y el 6 de junio: 2 mil 838 en Tlaxcala, 802 en Tabasco, 534 en Oaxaca, 687 en Veracruz, 615 en Coahuila, 487 en Puebla, 366 en Querétaro, 188 en Hidalgo, 161 en San Luis Potosí y 31 en Chihuahua.
Asimismo, a través de 109 inspecciones carreteras y operativos de rescate en casas de seguridad, la autoridad migratoria ha asegurado a 8 mil 484 extranjeros de diferentes nacionalidades.
Mientras que esa dependencia hace referencia a esas cifras, casualmente a unos días de la visita a México de Kamala Harris, vicepresidente de los Estados Unidos, quien arribó al país para abordar el tema migratorio y la puerta de par en par que hay para los indocumentados en l frontera sur de Chiapas,
En los últimos dos años y medio, cámaras, colegios, asociaciones civiles, representante de colonias, líderes sociales y otros de la población, han sido reiterativos de que gran parte de miles de extranjeros han arribado violentamente al país, pisoteado la soberanía, violado las leyes, agredido a las autoridades y cometido infinidad de delitos en territorio nacional, pero nadie les hace nada.
Por lo contrario, el gobierno federal los ha arropado con programas de empleo, apoyos económicos y la entrega de documentos para que nadie los moleste, además de que reciben servicios gratuitos de salud, alimentación, educación, entre otros, como cirugías, tratamientos para enfermedades crónico degenerativas y d transmisión sexual, como el VIH y la sífilis.
No se trata de xenofobia, sino que gran parte de esos beneficios ni siquiera los propios mexicanos la tienen, quienes tampoco pueden trasgredir la ley como ellos, porque de inmediato son detenidos y procesados.
Muchos de esos miles de migrantes que el INM “no sabe” cómo pasaron por la frontera, han sido detenidos en Chiapas, pero por su participación en el narcotráfico, robo, secuestros, asaltos a mano armada, homicidios, lesiones, extorsión, terrorismo, entre otros delitos graves.
También causa extrañeza que, ni el gobierno que presume la transparencia y el cambio, ni los órganos internos, realizan una investigación sobre los señalamientos de corrupción en contra del INM en Chiapas, el enriquecimiento de agentes y directivos, el tráfico de documentos y citas, hasta la protección a sexoservidoras extranjeras y de comerciantes ambulantes de origen extranjero.
Según las denuncias que todos los días hace la sociedad de Tapachula y de los municipios aledaños, grupos de migrantes se han apoderado del control del comercio informal, de la prostitución de hombres y mujeres, el narcomenudeo, los créditos ilegales, así como de los espacios públicos, viviendas y predios, también sin que nadie les pueda decir nada. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello