Se Cumplen 20 Años de Haberse Aprobado la Autopista a Talismán

204
Se Cumplen 20 Años de Haberse Aprobado la Autopista a Talismán

*Obra que Nunca se Ejecutó.

Tapachula, Chiapas; 15 de junio del 2021.- Es necesario que el gobierno federal y los legisladores sumen esfuerzos para reactivar los proyectos del boulevard Tapachula-Tuxtla Chico, y la carretera que conduce a Frontera Talismán, porque en ambas situaciones fueron aprobados y etiquetados los recursos, pero las obras no se hicieron.
Carlos Carrasco Pérez, presidente del Corredor Turístico Gastronómico de Izapa, explicó que esos proyectos les beneficiaban porque están cerca del área arqueológica y que eso atrae al turismo nacional y extranjero.
Pero lamentablemente las autoridades federales se han olvidado de atender a la zona fronteriza, “hace mucho tiempo se pretendía porque construyó parte de la autopista, pero de Tapachula a Suchiate, y dejaron pendiente del kilómetro 10 hacía Frontera Talismán, pero el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), lo impidió.

IZAPA NO, ZONA ARQUEOLOGICA EN RUTA DEL TREN MAYA, SI

Esta vía cercana a la frontera es fundamental por el paso a Guatemala, y es muy elevado el número de vehículos que van y vienen desde Centroamérica, y por eso se requiere de un mejor flujo en toda la carretera.
Asimismo, se cuenta con municipios fronterizas como Cacahoatán, Tuxtla Chico y Unión Juárez, por los que se puede acceder, por lo que vale la pena que la autoridad tome en cuenta y se puedan realizar las obras.
Son alrededor de ocho kilómetros que se tiene que construir en esa vía de comunicación por donde todos los días transitan miles de vehículos particulares de esos municipios, así como del transporte público y de carga.
Los recursos económicos para la autopista fueron aprobados en el 200, pero que el INAH lo frenó con el argumento de que se pasaría por la zona arqueológica, y esos recursos se fueron hacia otras entidades.
Cabe mencionar que el Tren Maya y las carreteras que unen a Tabasco, Chiapas y Quintana Roo para las vías férreas, también pasan por zonas arqueológicas. Así también, se había planteado una carretera alterna que evitaba pasar por Izapa, pero tampoco fue tomado en cuenta.
Por esa carretera circulan diariamente mercancías que pobladores compran en ambos lados de la frontera, además de miles de transmigrantes.
Con las reformas migratorias mexicanas de hace una década a favor del turismo centroamericano que busca llegar a divertirse a Chiapas, los datos oficiales señalan que por ahí pasan 2.2 millones de guatemaltecos con Tarjeta de Visitante Regional (TVR) cada año, al menos antes de la pandemia.
Esto, más el millón de extranjeros que cruza por ese punto de internación (ilegales y legales en diversas modalidades diferentes a la TVR), suman más de 3 millones al año.
Recordó que, en junio del 2001, hace ya 20 años, un grupo de legisladores federales propusieron al Gobierno Federal que se incluyera en el Presupuesto de Egresos, la modernización de la franja limítrofe entre México y Guatemala
En esa petición incluyeron la construcción de la autopista entre Tapachula y Frontera Talismán, con un ramal a Ciudad Hidalgo.
Como las cosas no avanzaban, en el 2004, otros diputados federales decidieron subir la petición a la Tribuna y exigir a la Federación que construyera esa carretera y otras obras alternas para la región Soconusco.
En ese entonces se aprobaron 40 millones de pesos para la elaboración del proyecto y evitar con ello posibles justificaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
Un año después, en el 2005, según archivos del Congreso de la Unión, se destinó mil 200 millones de pesos para la construcción de esa carretera, pero por alguna circunstancia no se aplicaron.
Mientras, parte de esa infraestructura fue otorgada a la empresa española Azvi, bajo un proceso en el que la compañía absorbería los gastos a cambio de otros beneficios en México, sobre todo fiscales.
Sin embargo, fue hasta el 10 marzo del 2007, cuando el entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, dio el banderazo de salida a las obras de esa carretera y anunció que la construcción incluía el ramal hacia Frontera Talismán, pero no se hizo y tampoco se explicó el destino de los mil 200 millones de pesos. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello