Reinicia Actividades el Albergue  “Ejército de Salvación” en Tapachula

264
Reinicia Actividades el Albergue  “Ejército de Salvación” en Tapachula

* Atiende a Niños de la Calle.

Tapachula, Chiapas; 06 de octubre.- El Ejército de Salvación es una organización nacional altruista que vive de la caridad de la población y se enfoca en la atención de niños y niñas en situación de calle, hijos de presidiarios, abandonados, en extrema pobreza, de padres que trabajan todo el día, o por situaciones similares que los hacen sumamente vulnerables.
La contingencia por el mortal virus del Covid-19 ocasionó que, durante varios meses, la gran mayoría de esos niños y los padres de ellos, buscara otra alternativa y se fueron de las instalaciones ubicadas en Tapachula, aunque ahora han empezado a regresar.
El capitán, Daniel Roblero, director en la localidad, dijo en entrevista para el rotativo EL ORBE que, hasta este miércoles ya tienen albergados a 16 de ellos, es decir, ocho niñas, cuatro niños y cuatro adolescentes.
En el caso de los niños, en ambos sexos, indicó que oscilan entre los dos a los 12 años de edad; en tanto que los adolescentes fluctúan entre los 12 y los 16.
Reconoció que la cifra es aún muy baja, comparada con lo que se atendía en años anteriores, hasta que llego la pandemia.
Dijo que también han tenido niños migrantes que arriban a Chiapas de manera no acompañada y buscan algún refugio y que son canalizados a través de organizaciones como la Comar y el Sistema Integración de la Familia (DIF).
Hasta poco antes de la llegada del mortal virus a Chiapas, esas instalaciones atendían un promedio de 25 menores de edad, aunque llegó a tener casi cien.
Además de los que ya tienen a su cargo de manera directa, se trabajan con 25 niños que no están albergados a través de un programa que se llama Centro de Desarrollo Infantil, que son menores de escasos recursos, dónde la mamá tiene que salir a trabajar y se les brinda el apoyo.
En ambas modalidades, los voluntarios del Albergue Ejército de Salvación, les enseñan talleres, regularización escolar, cultura y buenos hábitos.
La misión del albergue está enfocada en ayudar sin ninguna discriminación, viendo la necesidad de la comunidad hasta donde se pueda.
Se les proporciona ayuda psicológica para rescatarlos de las garras de la drogadicción, la prostitución y la delincuencia.
Es sumamente difícil darles de comer a todos tres veces al día, sobre todo cuando la población no aporta, aunque también hay que darles estudio, ropa, calzado, atención médica, entre otros. EL ORBE / Nelson Bautista