Migrantes Siguen su Camino Rumbo a la Ciudad de México

251
Migrantes Siguen su Camino Rumbo a la Ciudad de México

Tapachula, Chiapas; 06 de Noviembre del 2021.- Este sábado la caravana de miles de migrantes reanudó su camino del municipio de Arriaga, Chiapas con destino a la Ciudad de México y posteriormente a la frontera norte.
La caravana descansó en el Parque Central de Arriaga, donde aprovecharon a curar sus heridas, recibir atención médica y descansar.
Este sábado se cumplieron dos semanas desde que la caravana de miles de migrantes salió de Tapachula el pasado 23 de Octubre sin que detengan su avance.
Los miles de extranjeros, viajan decaídos, lastimados, con ampollas, deshidratados, con el ánimo mermado, y tristes por la larga travesía de unos 270 kilómetros que han emprendido desde Tapachula hasta el tramo de Arriaga límites de Oaxaca.
En este punto carretero, a los migrantes no los dejaron subir a las plataformas de tráileres o camiones del servicio público o privado.
María Molina, es una mujer migrante originaria de Honduras que ha logrado caminar todo ese trayecto «vengo cansada, llevamos los pies dañados y los ánimos están acabando, a veces comiendo y a veces no».
A pesar de los largos tramos que han cambiado, indicó que «lo que queremos es llegar a la Ciudad de México, porque voy en busca de mi hija Rizty Fabiola Andrade Molina».
La caminata es demasiado duro, agregó, “vengo sola con la bendición de quien me ha dado fuerza, porque en algunos municipios nos han apoyado y en otros no”.
La mujer camina con la esperanza de encontrar a su hija, ya que en Honduras le mataron a su hijo, «y quisiéramos descansar unos dos o tres días para poder estar al cien por ciento y seguir caminando».
Este sábado, la caravana intentó salir hacia Tuxtla Gutiérrez, pero solo caminaron unos kilómetros porque la travesía es demasiado larga y regresaron a la carretera Arriaga-Oaxaca para avanzar a paso lento y con la salud mermada.
Ángel Lara es otro migrante de Honduras que viaja con su familia , indicó que han caminado mucho, «vamos cansados pero seguiremos primeramente Dios, para llegar a nuestro destino». EL ORBE / M. Blanco