A Pedradas, Golpes y Patadas, Indocumentados Cruzan el Puente Internacional de Suchiate, Pasando Sobre la Guardia Nacional

204
La Guardia Nacional no Pudo Frenar a la Multitud, que se Abalanzó en la Frontera Entre Guatemala y México.

 

Tapachula, Chiapas; 15 de marzo del 2022.- Cientos de indocumentados Irrumpieron en la tarde de este martes a las instalaciones del Puerto Fronterizo Rodolfo Robles, en el municipio de Suchiate y a pedradas, golpes y patadas ingresaron a territorio nacional y doblegaron a la Guardia Nacional que fue incapaz de frenar la arremetida y no pudieron defender la soberanía mexicana.
Los extranjeros se amotinaron a las afueras de las instalaciones del acceso peatonal México y Centroamérica, y destruyeron todo a su paso e impusieron su ley, una vez más.
A su violento paso, forcejearon con elementos de la GN y los superaron rápidamente para ingresar de manera masiva, ya que estuvieron varias horas esperando respuestas de las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) en torno a un documento para transitar por todo México y llegar a la frontera norte, sin tener éxito en sus trámites.
Los grupos antimotines que supuestamente protegían esas instalaciones fronterizas y el portón de entrada de la República Mexicana, fracasaron.
En vano fueron sus esfuerzos para tratar de frenar esa turba que literalmente pasó por encima de ellos para dejar en claro que así trataran a los mexicanos en su propio país y que nadie los detendrá.
Hasta el cierre de la edición, esos indocumentados permanecían en la explanada de ese punto fronterizo para exigir esos documentos, tras haber ingresado sin la autorización de nadie.
Es la tercera ocasión que los migrantes ingresan de manera violenta a ese lugar en los últimos días, sabedores que nadie va a ser detenido por esas causas y que, en lugar de eso, las autoridades mexicanas les darán de todo.
Curiosamente, ningún organismo de derechos humanos estuvo presente para atestiguar los atropellos de los migrantes ni documentar la humillación y las agresiones que sufrieron los de la GN y los civiles que, por su mala fortuna, se travesaron en su camino. EL ORBE / M. Blanco