ALFIL NEGRO

204
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Ni la Burla Perdonan
Oscar D. Ballinas Lezama

Maestros y padres de familia de la escuela federal número 5, se inconformaron ayer en contra de quienes resulten responsables de la falta de apoyo para rehabilitar esa institución educativa, que tiene más de dos meses de haber sufrido daños severos en su infraestructura, causados por el terremoto del pasado 7 de Septiembre.
Mencionaron que los alumnos no pueden recibir clases en esa escuela, como sucede en al menos en otras 15 más de este municipio; los especialistas advierten que la estructura no garantiza que soporte el peso de los estudiantes, lo que podría originar una tragedia de grandes magnitudes.
Explicaron que al acudir ante las autoridades federales para denunciar el problema, éstas argumentan que ya no es posible cumplir con la reconstrucción, debido a que todos los documentos de los trámites que habían iniciado fueron destruidos hace unas semanas, cuando personas enmascaradas le echaron fuego al edificio de las oficinas de las escuelas federalizadas, en Tuxtla Gutiérrez.
Ante esta situación, los maestros de la federal 5, han solicitado que los padres de familia cooperen para rehabilitar esa escuela; lo que consideran injusto porque el Gobierno Federal se está lavando las manos para no invertir los recursos del INIFECH, o el dinero de las donaciones millonarias que hicieron otros países, así como artistas, deportistas y sociedad civil.
“Ya ni la burla perdonan, ahora salieron con que ‘a chuchita la bolsearon’, qué manera tan cínica de robarnos en nuestra propia cara, la mayor parte de los recursos que eran para los damnificados y la reconstrucción de escuelas y viviendas han desaparecido, esa gente no tiene perdón de Dios”, dijo uno de los padres de familia, que pidió la omisión de su nombre para evitar represalias en contra de su hijo, que estudia en esa secundaria.
Finalmente, los inconformes pidieron que las autoridades correspondientes hagan una investigación a fondo del ‘extraño incendio’ de las oficinas de las escuelas federalizadas, donde, supuestamente, se encontraba toda la documentación de las escuelas federales que sufrieron daños con el sismo, para poder realizar los trámites de rehabilitación; lo que ahora será difícil hacer, porque tienen que empezar de cero con las evaluaciones.
Chiapas y Oaxaca, dos de los Estados más pobres del país, parecen haber sufrido un castigo divino al soportar durante décadas, no solo la marginación del Gobierno Federal, sino también la devastadora furia de los fenómenos naturales, muchos con forma de huracanes o terremotos; son dos entidades donde muchos programas federales siguen pendientes de aterrizar, eso sí, fueron los primeros en alinearse con la reforma energética que trajo el desmesurado aumento en el precio de las gasolinas y la luz.
Algo nos queda claro, lo que ha estado y está en las manos del gobernador Manuel Velasco Coello ha sido resuelto con honestidad y transparencia, en lo que se refiere a lo que le toca de la reconstrucción y apoyos por los sismos de septiembre negro; sin embargo, no se puede decir lo mismo de algunos programas federales que , según la denuncia ciudadana, siguen sin aterrizar.
Cabe señalar que ante estas especulaciones de posibles desvíos de los recursos internacionales que llegaron a México, José Antonio Meade, Secretario de Hacienda, ’pintó su raya’ y aclaró que el Gobierno no recibió un solo Peso por ese concepto, sino que alrededor de 36.9 millones de Dólares, dinero que será administrado por la Cruz Roja y cada una de las donatarias que lo recibieron, son las que habrán de rendir cuentas.
El caso es que al igual de lo que sucedió hace varios años cuando el huracán Stan en Chiapas, el entonces gobernador Pablo Salazar Mendiguchía y el ‘príncipe de las botas’ desgobernaban en este país, los donativos de la comunicad internacional, entre los que resaltaba el millón de Dólares del artista Mel Gibson, desaparecieron ‘por arte de magia’ y hasta la fecha nadie sabe, nadie supo en manos de quién quedaron esas millonarias sumas de dinero que, al igual que hoy, nunca llegaron a las manos de los damnificados.
Se sabe que en esta ocasión, sólo entre Facebook y Google, donaron un millón de Dólares cada una para la reconstrucción de las viviendas y escuelas dañadas por los sismos. Y a casi dos meses de la devastación que hizo el segundo terremoto de Septiembre en México, nuevamente la sombra de la corrupción, amparada por el manto de la impunidad de siempre, está cubriendo este nuevo robo en ‘despoblado’ al pueblo de México.
En la víspera de las elecciones del 2018, parece ser que los políticos ya echaron al olvido el dolor de la tragedia y han entrado de lleno al circo electorero, como botón de muestra está lo que acaba de suceder en el Congreso de la Unión, donde un buen número de ‘representantes del pueblo’ sacaron a relucir su lenguaje viperino y se dieron hasta con la cubeta, hubo mordidas y mentadas, hasta terminar con una zarabanda de trompadas.
Mientras tanto, millones de mexicanos siguen careciendo de trabajo, sufren hambre y enfermedades, miles de niños y jóvenes han desertado de las escuelas, porque con los excesivos cobros de la CFE y los altos precios de la gasolina que repercuten en todos los productos y servicios, es casi imposible sobrevivir dignamente; y sólo unos cuantos legisladores levantan la voz protestataria, que finalmente se pierde en los oídos sordos de quienes juraron defender los intereses de sus conciudadanos.