Polígrafo Político

756
Polígrafo Político
Polígrafo Político

Darinel Zacarías
Encerrona Verde

“Ni el abajo firmante, ni vendedor de humo, ni juglar del asfalto, ni rojo de salón, ni escondo la pasión, ni la perfumo, ni he quemado mis naves, ni sé pedir perdón”
Joaquín Sabina

En la noche del martes el agio emergió en la clase política, la congregación del PVEM, en la Ciudad de México, de Chiapas los dos consejeros nacionales son Manuel Velasco y Eduardo Ramírez. El tema, las reglas del juego rumbo al 2018.
La sesión iba a alcanzar el alba. Era una conspiración, para dejar claro cuáles eran las fortalezas del PVEM en Chiapas. Siguen con el mismo apotegma ¡Ir solos!
El Senador por Zacatecas, Carlos Puente, había convocado al gobernador de Chiapas Manuel Velasco y al líder estatal del PVEM, Eduardo Ramírez, para apiñar la tesis de que en Chiapas el PVEM tiene una estructura electoral matona.
En esa encerrona, se supo que el coordinador del PVEM en la Cámara de Diputados, Jesús Sesma sigue sosteniendo que su partido no desconocerá la alianza que tiene con el presidente Enrique Peña Nieto y la propuesta nacional. Pero en Chiapas como en otros estados, el PVEM tiene tablas para ir solo y así sumar resultados para “Pepe Toño” a los Pinos.
La especulación durante todo el día de ayer, mantenía en ascuas a los actores políticos. La rumorología y los flechazos de información eran a medias. Supuestos, adagios, conjeturas. Nada oficial.
El primer aviso, dentro de los supuestos fue el dardazo que se filtró de la supuesta licencia de Roberto Albores como senador este 6 de enero. Nadie pudo cotejarlo y quedó como mero siseo.
La propagación de esos fárragos confirmaba que el retoño de Don Satanás, iba a encabezar la precandidatura por el PRI a la gubernatura de Chiapas. Descartando en todo el pasaje, al partido del Tucán.
Los reflectores de la política aldeana estaban centrados en esta conspiración de los verdes. Hasta la noche las últimas horas de este miércoles, ni Carlos Puentes, ni Jesús Sesma saltaron a la palestra para dar el aviso codiciado.
Los dueños de la información y la verdad absoluta, esos caudillos del periodismo a cortapisas expresaban el beneplácito de que en Chiapas el PRI tendrá su candidato y el PVEM, también.
La hipótesis es que antes de Noche Buena, los líderes del PVEM, luego de su concilio con camarlengos verdes, salgan los heraldos a dar la buena nueva. El inicio libre y el caminar de una nueva ERA, para Chiapas.
Mientras se esperan los tiempos y se cumplan los plazos. Los dueños del balón en Chiapas, promueven la conmoción y el suspenso, mantienen con el pendiente a la horda política.
Porque a decir verdad, es un secreto a voces que en Chiapas el PVEM y su cabecilla Manuel Velasco, maneja muy bien la estrategia electoral y mantienen un control en las estructuras en la mayoría de las 123 alcaldías.
Mientras el anuncio llega, el adagio y el preludio cobra vida. ¡Mejor solos, que mal acompañados!
¿Quién dijo que tengo sed?