ALFIL NEGRO

191
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Cambios o Sueños
Oscar D. Ballinas Lezama

Una diversidad de problemas muy serios dejaron la gran mayoría de los exalcaldes a sus relevos, quienes entusiasmados con el triunfo que obtuvieron a la luz del ‘Santón de Macuspana’ hoy se están dando cuenta que se sacaron la rifa del tigre y tendrán que lidiar con él para no ser devorados en las primeras de cambio.
Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas, Huixtla y Tapachula, son los municipios más emblemáticos en la entidad, así como los que más población y necesidades tienen; sobre todo la otrora Perla del Soconusco, en donde entre sus políticos el más pelón se hace trenzas y el más chimuelo masca vidrio.
Cada tres años es la misma cantaleta, la mayoría de los Alcaldes, Regidores y funcionarios son criticados por su pésimo desempeño, principalmEente por su presunta deshonestidad y mal manejo del dinero de los contribuyentes, sin embargo, contados con los dedos de las manos son aquellos que pagan las consecuencias de sus sinvergüenzadas y terminan por unos meses en la cárcel.
En Tapachula, como botón de muestra, hace unos trienios encarcelaron al exedil Ángel Barrios Zea, quien más tardaron en fincarle responsabilidades por sus presuntos actos de corrupción, que los encargados de aplicar la justicia en liberarlo, sin informar a la ciudadanía los motivos que tuvieron para liberar al príncipe de aquel tiempo.
Las arcas municipales han sido saqueadas por una caterva de ‘servidores públicos quienes con gran cinismo abusaron del poder y al amparo de la corrupción y la impunidad se fueron como el jibarito, locos de contento con su cargamento; total, los hombres y las mujeres del Soconusco parecen no tener memoria y se olvidan pronto de los pecados de sus gobernantes.
Así han desfilado varios Alcaldes en los diversos municipios de la frontera del sur de México, hicieron y deshicieron con la administración que presidieron, mientras que en el Congreso del Estado una legión de Diputados se concretaron únicamente a ver, oír y callar.
Para nadie es secreto que los legisladores se han convertido en bucaneros que con sus honrosas excepciones, se concretan solamente a levantar el dedo para autorizar o vetar alguna iniciativa de ley, sin importar que ésta perjudique o no a sus conciudadanos; el chiste es quedar bien con el gobernante en turno, mientras, al pueblo que se lo coman los perros.
En la misma sintonía han estado la mayoría de los Regidores, sobre todo aquellos impuestos por el Edil en turno a quien deben obedecer sin importar que lo que pida u ordene sea una barrabasada, porque finalmente se convierten en su cómplice y no cumplen con su obligación de representar a los ciudadanos y defender sus intereses.
Basado en ello, los Alcaldes pueden cometer todo tipo de tropelías sin ser castigados de verdad, se burlan con gran cinismo de la población y se convierten en los nuevos ricos del trienio en turno, y al pasar unos cuantos meses o años, regresan tan frescos y entre los desmemoriados se levantan como el ave fénix, y son reelegidos o premiados con otros cargos más importantes dentro de la política, así de ese pelo está todo, y lo único que hacen los inconformes ahora, es subirlo a las redes sociales, criticarlos a través de los rumores de café o cantina y ahí dejan su voz protestataria enterrada para siempre.
Ahora se habla de un cambio o de la cuarta transformación social, sin embargo, no todos los que gobernarán en los ayuntamientos parecen estar en la misma sintonía del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador electo, Rutilio Escandón Cadenas, quienes han manifestado hasta el cansancio que todos los que presidirán los ayuntamientos, deberán caminar derechitos, sin mácula alguna que manche imagen de mujeres y hombres probos, así como la obligación que tienen para no aplicar el nepotismo.
Ya hay denuncias en las redes sociales y en los rumores del pueblo que algunos de esos Alcaldes recién desempacados han pasado por alto este principio de honestidad y ya tienen en la nómina municipal a toda su parentela, compadres y hasta una que otra amante.
Va ser necesario que la ciudadanía señale o denuncie con valor y los pelos de la mula en la mano al Presidente Municipal que se pase de vivo, exigiéndole a las autoridades correspondientes que ahora sí apliquen la justicia, porque de no hacerlo el nuevo gobierno se convertirá en la misma mica, sólo un poco revolcada.
Aparte del pueblo, ¿quién más estará vigilando el actuar de estos servidores públicos?, nadie cree que lo vayan hacer los Regidores y Diputados locales, quienes realmente deberían hacerlo son ellos porque esa es parte de su chamba, para no convertirse en cómplices de los depredadores del erario.
En varios municipios, los nuevos Alcaldes parecen haber empezado con el pie izquierdo, será cuestión de ponerlos en la lupa ciudadana y ver si en el transcurso de unos meses enderezan el rumbo o son atrapados por los demonios de la corrupción y siguen como las gallinas que comen huevo, aunque les quemen el pico.
Excelente inauguración de la exposición de pinturas que ayer se llevó a cabo en las instalaciones del Planetario de Bachilleres de Chiapas, participando pintores con discapacidad e impulsados por maestros del Cecati 86.
La última: a 4 días de haber tomado posesión Oscar Gurría Penagos como nuevo alcalde, ya lleva instaladas dos mil luminarias pero porque se las regaló el Gobernador; lo mismo ha pasado en el resto de los municipios donde Manuel Velasco está inaugurando obras y los nuevos Presidentes Municipales cortan el listón adjudicándoselas; como lo sucedido con el Antiguo Palacio Municipal, aquí en Tapachula, el cual fue remodelado por Zoé Robledo y Manuel Velasco Coello, hoy, tiene la desfachatez el actual Ayuntamiento de inaugurarlo como suyo.