ALFIL NEGRO

370
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre (Mateo 7:21)

Luna de nieve
Oscar D. Ballinas Lezama

La Tierra está atravesando por un periodo de tribulación, hay un aumento de desastres naturales, aunados al crecimiento de la maldad, como si estuviéramos en una era apocalíptica en la que los movimientos del sol, la luna y otros astros provocan conmoción en el planeta y la humanidad.
Las lunas de sangre en los eclipses de los últimos años, abrieron la ‘caja de Pandora’ y dejaron salir las fuerzas negras de la naturaleza que provocaron terribles huracanes, terremotos, tsunamis, erupciones de volcanes, enfermedades que se convirtieron en pandemias, sequías, heladas y hambrunas.
Pareciera que luego de estas señales en el cielo y en la tierra han provocado angustia, temor y expectación en la gente, sobre todo en los estudiosos de la Biblia, que ven en estos fenómenos de la naturaleza, señales que se conocen como las de ‘los últimos días’.
Otra nueva señal en el cielo, fue la del pasado 19 de Febrero de este año, conocida como ‘la luna de nieve’, que se predijo traería un catastrófico terremoto que sacudiría la tierra; esta vez le tocó a Ecuador recibir un sismo de 7.8 grados, según informó el Servicio Geológico de los Estados Unidos, quien descartó la creación de un Tsunami en el Océano Pacífico.
Los científicos explicaron que la ‘luna de nieve’ que se vio hace unos días, fue una extraña alineación planetaria que comenzó el 14 de Febrero de este año, cuando Urano, Marte, Venus y el Sol se alinearon y se cree han provocado efectos negativos en la Tierra.
Añadieron que la geometría lunar crítica que se dio a partir del 10 de Febrero de este 2019, podría desencadenar una mayor actividad sísmica entre el 20 y 28 de este mes del amor, aunque la ciencia es incapaz de predecir movimientos sísmicos, es mejor prevenir que lamentar.
Aunado al impacto que causan los movimientos de los astros en nuestro planeta, principalmente el Sol y la Luna, muchos psicólogos coinciden que esos movimientos de los astros influyen en el comportamiento de las personas, activando el lado oscuro de su espíritu y de ahí, el aumento de la maldad que se ha desatado en esta última década.
Quizás por ello, los teólogos insisten en hablar de las profecías que marcan la llegada de los últimos tiempos y relacionan los eclipses de lunas de sangre, con algunos versículos bíblicos en los que escrito está: ”Haré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, fuego y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del Señor”. (Joel 2:30-31).
Para nadie es secreto lo que está pasando en todo el mundo, tanto la destrucción provocada por la naturaleza como la que provoca el hombre con su espíritu nato de maldad; guerras, asesinatos, violaciones, corrupción, secuestros, asaltos, fraudes y la promoción de todos los vicios habidos y por haber, que demuestran la clara pérdida de amor a sus semejantes, incluyendo muchas veces a su propia familia (padres que violan o asesinan a sus hijas, hijos que abandonan, golpean y muchas veces también matan a sus padres, hermanos a hermanos se hacen la guerra).
Ni en las iglesias está salva la gente, porque los templos en su mayoría están al cuidado de falsos profetas, apóstoles, pastores o sacerdotes que en vez de servir a Dios, se han convertido en esclavos del padre de la mentira, el diablo.
Y escrito está en el libro de libros, que estas cosas aberrantes sucederían; por desgracia, nuestra generación está viviendo en carne propia esta profecía: ”y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos”(Mateo 24:11); ”Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”. (Mateo 7:15-16).
Entre los que dicen conocer el cristianismo y los conceptos bíblicos al revés y al derecho, hay quienes han demostrado un espíritu de división y desamor, dejando en claro que hay malos predicadores y falsos profetas, afortunadamente no son todos, hay también pastores y sacerdotes honestos y que demuestran tener la vocación de servir como Dios manda.
Otros ven la paja en el ojo del que llaman hermano en Cristo y le sacan sus trapitos al sol, acusándolos de que sus doctrinas son equivocadas, que han formado una mafia ministerial extendida como un cáncer en todas partes del mundo, aseguran.
En otras cosas, el problema del autotransporte colectivo en Tapachula se está convirtiendo en una hidra de cien cabezas; combistas y taxistas no encuentran dónde reubicar su terminal del Centro sin causar problemas al pasaje, que por costumbre llega a cualquier hora de la noche a la Décima Norte, frente al mercado ‘Sebastián Escobar’, para usar el servicio.
Resulta que ahora fueron reubicados a la 12 Norte, entre 5ª y 1ª Poniente, en donde al parecer no hay condiciones de seguridad para los usuarios, por lo que se acordó regresar a la Décima, una calle abajo del mercado, sin embargo, el problema del caos vial seguirá latente hasta que autoridades y transportistas encuentren la solución.
Se sabe que un grupo de propietarios de combis y taxis del servicio colectivo pretenden apresurar las acciones del desalojo del transporte foráneo, según algunos choferes que durante años han sido explotados por los ‘pulpos’, los ‘inconformes‘ protestan porque quieren seguir llevando ‘agua a su molino’, y negociar más concesiones de placas del transporte público, no tanto por aligerar la vialidad del centro, manifiestan los trabajadores del volante.