EL QUINTO PODER DE MEXICO

462
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Gurría no Pasó Prueba de Fuego

Ernesto L. Quinteros

El arribo a la ciudad de Tapachula del presidente Andrés Manuel López Obrador, era la prueba de fuego para demostrar capacidad y tablas políticas para el aún Presidente Municipal de esta ciudad, Oscar Gurría Penagos.

Políticamente eso representaba, así lo marcan las reglas no escritas de la clase política de nuestro país.

En concreto, el Edil tenía que cumplir con el trabajo de operatividad política para cubrir al jefe máximo del país.

El mandatario federal llegó al mediodía del pasado jueves al aeropuerto internacional, ubicado al sur del municipio.

Sin embargo, lejos de tener una bienvenida amena, digna de un Jefe de Estado, el Presidente fue recibido con empujones, reclamos y gritos nada agradables por parte de manifestantes.

Las imágenes y videos se virilizaron en las redes sociales a la velocidad de la luz, y eso evidencia una vez más que el Alcalde de Tapachula simplemente no tiene coordinación con nadie, ni siquiera con sus propios empleados.

Pretextos para justificar lo sucedido en el aeropuerto de esta ciudad, le van a sobrar. Ya que desde que se inventaron los pretextos…usted ya se sabe el dicho popular, estimado lector.

Es lógico, que después de lo sucedido, Gurría no haya tenido la cara ni siquiera para pedir ni el más mínimo favor al presidente. Menos al Gobernador.

Más cuando él mismo se jacta con sus cercanos de tener una supuesta gran amistad con el Ejecutivo Federal, que simplemente no se vio. Porque si en realidad fuera su amigo, hubiera previsto con anticipación esta situación, pero, sobre todo, hubiera operado políticamente para atender por lo menos a la mitad de la gente que ahí se encontraba manifestándose. Que, por cierto, días antes estuvo en la Presidencia Municipal y les cerró la puerta.

Políticamente dejó expuestos tanto a Obrador como a Escandón.

Nadie, ni el amplio equipo de asesores del Ayuntamiento de Tapachula, hizo algo para evitar el bochornoso y penoso acto en el que involucraron al Ejecutivo Federal.

Es triste decirlo, pero es una realidad, con lo sucedido simplemente se esfumó parte de la esperanza de que nuestra ciudad sea tomada en cuenta para un proyecto importante de inversión, que permita detonar el desarrollo económico de la región en un corto plazo.

Oscar Gurría pone al descubierto otra vez que carece de capacidad política y de gestión, que su inexperiencia en el tema raya en la ineptitud. Y sobre todo, carece de programas y proyectos para logra el bienestar de los tapachultecos.

Gurría se vio disminuido, apabullado, con pánico escénico, por una simple y sencilla razón. Su incapacidad e inexperiencia política lo delata a kilómetros. No tiene un buen equipo de trabajo, no tiene estrategia y tampoco organización.

La verdad es que tuvo una oportunidad histórica en sus manos, y la visita del mandatario federal era una prueba de fuego, que simplemente reprobó. ¿Alguien dijo que quería un cambio?

Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!

Comentarios y denuncias: [email protected]

#TodosSomosElQuintoPoder

Visita: www.elorbe.com.mx