ALFIL NEGRO

335
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

“Algo es algo, dijo el diablo, y se llevó el cura del pueblo” (refrán popular)

Abrir o Morir

La noche del martes arribaron al aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez un lote de vacunas contra el Coronavirus, las que empezaron aplicarse en forma obligatoria a personal de las 38 clínicas y hospitales del sector salud en Chiapas, dijo el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.
“Hoy se inicia una nueva luz en el camino, hemos recibido 9,750 dosis y con ello se inicia el principio de la erradicación de la pandemia del Coronavirus, gracias al apoyo del gobierno federal que gestionó y adquirió esta vacuna universal y gratuita”, apuntó el Ejecutivo chiapaneco.
Si bien el Plan Nacional de Vacunación expandió la entrega del antídoto, para ser distribuido y aplicado en la gente que está en la primera línea de la batalla contra el enemigo invisible, también es cierto que el número de vacunas que se ha conseguido hasta ahora, no es suficiente para cubrir la demanda que se necesita, pero algo es algo y la sociedad espera que siga fluyendo esa esperanza de vida.
A nivel nacional existe un panorama sombrío en el sector salud y económico, debido a que el impacto de la pandemia ha puesto a la sociedad entre la espada y la pared, ya que por un lado existe el temor fundado de que la gente se contagie al salir a las calles y, por otro lado, quedarse en casa significa enredarse en la pobreza y morirse de hambre.
Miles de empresas mexicanas están haciendo un llamado de auxilio al gobierno porque dentro de las medidas sanitarias se les obliga a cerrar y eso los está llevando a la quiebra, “abrir o morir” es el lema que tienen ahora, quienes obligados por las autoridades de la capital mexicana y otros estados en el norte de la República Mexicana están bajando las cortinas, despidiendo o recortando el personal al no tener más alternativa, sobre todo, porque la ayuda del gobierno federal aún no les llega, según afirman los de la industria productiva, que juran y perjuran no podrán capotear esta nueva tormenta de crisis económica.
Para nadie es secreto que la mayoría de los hospitales de casi todas las entidades de la República Mexicana, han empezado a colapsarse por falta de camas, ventiladores mecánicos y demás infraestructura para atender a los contagiados por Coronavirus; es una verdadera tragedia nacional que ha provocado más de 136 mil muertos, según cifras oficiales que no concuerdan con el número de fallecidos apuntados en las oficiales del Registro Civil, los miles de ataúdes que venden las funerarias y las interminables filas en los crematorios incinerando muertos, argumentan integrantes de la sociedad mexicana.
Al parecer los lotes de vacunas que se han adquirido no son suficientes para la demanda que existe en todo el país; al paso que llevan aplicando el antídoto, será muy difícil que los más de 130 millones de mexicanos sean inmunizados este año, afirman los expertos en salud.
En otras cosas, en estos tiempos del Coronavirus, en el año del Señor y las canículas enloquecidas, sigue la efervescencia política que, hasta ahora, está creando más encono y divisionismo entre los mexicanos polarizados por la diaria letanía en las mañaneras.
En Chiapas el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, ha sido claro en cuanto a pedirles a los partidos políticos y a los que aspiran a ocupar los diversos cargos de representantes populares, que no se vayan a salir del huacal y se mantengan dentro de la legalidad electoral.
Parece ser que la sociedad chiapaneca está despertando de su letargo cívico, mucha gente ha empezado a manifestar que en esta ocasión van analizar a conciencia a todos y cada uno de los candidatos, para evitar que se cuelen los indeseables y sinvergüenzas.
“Yo quiero que los candidatos sean los que verdaderamente se lo merezcan, quienes en realidad estén dispuestos a llevar la voz del pueblo y que luchen por el mejoramiento y desarrollo que tanto necesita nuestra región”, dijo José Antonio Toriello, presidente de la Coparmex en el Soconusco.
En otras cosas, los cobachenses insisten en el cambio de la dirigencia del Suicobach, que con el pretexto de la pandemia se niega a dejar Víctor Manuel Pinot, quien al parecer ya entendió que no puede reelegirse por enésima vez, luego de 18 de estar en ese cargo y darle trabajo a toda su parentela.
El caso es, dicen los trabajadores del Colegio de Bachilleres de Chiapas, que Pinot Juárez trata de imponer a uno de sus títeres que ya estuvo como secretario del trabajo y al parecer, aprovechó el cargo para hacer lo mismo que el líder sindical, darles espacio laboral a todos sus familiares, se refieren a Uber Gamboa Escobar.
Como ‘botón de muestra’, los denunciantes mencionan que supuestamente, Uber Gamboa, metió a trabajar a sus amigos y parientes en los que presuntamente repartió 70 plazas, entre estos: Samuel Estudillo Gamboa, Luís Fernando Gómez Gamboa, Ignacio Federico Juárez Gamboa , Humberto Ruiz Gamboa, Arely Chum Gamboa, Elena Gamboa Galindo, Violeta Gamboa Albores, Laura Gamboa Grajales, sus hermanos Alicia Gamboa Escobar y Edi Gamboa Escobar, quienes forman parte de la larga lista de personas que supuestamente metió a trabajar Uber Gamboa Escobar, ¿Será?
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.