ALFIL NEGRO

216
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Más Circo al Pueblo
“Exigen al gobierno estatal, que se investigue a fondo presuntos actos de corruptela del ex dirigente del Suicobach”

“Ya no va habrá apagones ni aumentos en el precio de la energía eléctrica”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, al celebrar como un triunfo político la decisión de la mayoría de los diputados federales, que dieron luz verde a la iniciativa presidencial para una nueva reforma energética.
No hay que olvidar que el ex presidente Enrique Peña Nieto, también hizo su propia reforma y prometió bajar los precios de la luz y las gasolinas, lo que nunca ocurrió, como hasta ahora. Después de dos años del nuevo gobierno, esa misma promesa ha sido incumplida por el inquilino del palacio nacional.
El caso es que, “el sol no puede taparse con un dedo”, la CFE sigue siendo intocable y en medio de una crisis sanitaria y económica, no ha dejado de ‘apretar las tuercas’ al raquítico presupuesto de la mayoría de los mexicanos, ya que cada día los precios del fluido eléctrico aumentan, al igual que el de las gasolinas y el gas que se están volviendo inalcanzables para los casi 60 millones de pobres en este “país de las maravillas”.
Si bien el Presidente de la República, jura y perjura que ya no van a haber aumentos en las gasolinas y la energía eléctrica, lo hace después de dos años de su gobierno en el que los precios de los energéticos han subido casi al máximo, de ahí que se pretenda dar “atole con el dedo” a los usuarios al anunciar que ya no aumentarán más. Ni la burla perdonan.
No hay que olvidar que, en campaña electoral, López Obrador manifestó que no permitiría que se aumentara el precio de las gasolinas y la luz, además que bajaría el costo de éstos, que desde entonces eran un verdadero atraco en despoblado a los millones de usuarios; ahora, el ‘Gran Tlatoani’ argumenta que él nunca prometió tal cosa, desconociendo todo lo que está debidamente documentado en videos, grabaciones y en la prensa escrita.
En la Cámara de diputados en San Lázaro, los legisladores de Morena entraron en dimes y diretes con los de la oposición, quienes vuelven a confrontarse por una iniciativa presidencial, creando un verdadero circo que está distrayendo al pueblo mexicano de los verdaderos problemas torales, como la pandemia de coronavirus, la violencia e inseguridad provocada por el crimen organizado, así como la falta de fuentes de trabajo, entre otras cosas.
Se han presentado muchos actos circenses, entre los que destacan la rifa de un avión que no se rifó, la detención de ex funcionarios federales que no se encarcelaron, las amenazas de procesar penalmente a los ex presidentes y que hasta la fecha quedó en “arranque de burro viejo”, las vacunas contra el Covid, que se compraron pero que no acaban de llegar y al paso que van, tendrán que pasar muchos años para lograr inocular del antivirus a 136 millones de mexicanos.
Entre los espectáculos más nuevos para seguir llamando la atención del pueblo bueno e ignorante, la comedia de las acusaciones en contra de los gobernadores integrantes del bloque opositor a la Cuarta Transformación, quienes se defienden afirmando que es una ‘cacería de brujas’ organizada desde el Palacio Nacional.
En otras cosas, aquí en Chiapas, el ex líder sindical del Cobach, Víctor Manuel Pinto, supuestamente continúa provocando problemas para evitar que se conforme la nueva directiva; haciendo caso omiso a las instrucciones de la Junta Directiva de la Dirección General del Colegio de Bachilleres, así como a la emitida por la Junta de Conciliación y Arbitraje, que ya le hicieron saber que su periodo dictatorial se terminó y debe irse “con sus pulgas” a otra parte.
Gloria de Aquino, una de las mujeres cobachenses en resistencia a lo que llama una dictadura implantada durante 18 años en el Suicobach por Víctor Pinot Juárez, menciona que el defenestrado ex dirigente se está resistiendo a volver a las aulas de donde salió hace 30 años y ponerse a trabajar.
Parece ser, dijo la denunciante, que todos aquellos directores y los incondicionales del ex dirigente sindical, que gozaban de comisiones sindicales debieron desde hace varios meses, regresar a sus centros de trabajo, incluyendo Fernando Serrano Monroy, que está tratando de tomar la batuta en una rebeldía anunciada, la que han iniciado desatendiendo la instrucción de la Dirección General.
Los trabajadores cobachenses coinciden en que la Dirección General debe solicitar se haga una auditoría a Víctor Manuel Pinot, para saber sobre el presunto desfalco del FEASYR que sigue operando con números rojos, la comprobación de varios millones de pesos sobre la compra de enseres y rentas del Cobach a su nombre, así como el supuesto mega fraude por más de 250 millones de pesos, con las pensiones de casi 8 mil empleados cobachenses.
Una de las últimas estocadas que el ex dirigente sindical del Suicobach, se presume que fue haber aceptado la implementación de una tarjeta electrónica para que se les depositara parte de sus salarios a los cobachenses, obligándolos a gastar ese dinero en determinadas tiendas, que a través de la dirección general negociaron que serían las únicas en venderles sus productos; como en los tiempos de las tiendas de raya. Lo que nadie duda era del conocimiento de la ‘comadre incómoda’.