INDICADOR POLÍTICO

220
INDICADOR POLITICO
INDICADOR POLITICO

Biden Refuerza Estrategia de Seguridad
Nacional de Bush Jr., Obama y Trump
Carlos Ramírez

A la memoria de Luis Martínez Fernández del Campo,
hermano mayor, amigo leal, inteligencia indispensable

El arresto y procesamiento de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Genaro García Luna, el general Salvador Cienfuegos Zepeda y ahora Emma Coronel, forma parte de una estrategia de seguridad nacional de EE. UU. que en realidad no pasa por la Casa Blanca –aunque tiene todo el aval– sino que forma parte de las funciones de la comunidad de los servicios de inteligencia coordinados por la directora de Inteligencia Nacional.
Como dato adicional, hay que incluir el hecho de que la hoy vicepresidenta Kamala Harris impulsó como procuradora estatal de California, un programa de combate contra los cárteles mexicanos del crimen organizado en EE. UU.
California es uno de los estados con mayor consumo de drogas. El documento californiano Gangs Beyond Borders: The Struggle Against Organized Crime in California and Transnacional –“Las bandas más allá de las fronteras. La lucha contra el crimen organizado en California y transnacional”– está fechado en marzo de 2014.
Este documento se debe cruzar con las evaluaciones anuales de la DEA sobre la presencia y operación, con impunidad, de los cárteles mexicanos traficando droga y lavando dinero dentro del territorio estadunidense. En la lista de la DEA aparecen, sobre todo, el Cártel de Sinaloa del “Chapo” Guzmán y el Cártel Jalisco Nueva Generación, cuyo líder “El Mencho” tiene una recompensa ofrecida por la agencia antinarcóticos y es buscado no sólo en territorio estadunidense, sino dentro de territorio mexicano.
El documento de la procuradora Harris adquiere otra dimensión estratégica hoy que es vicepresidenta de EE. UU. y tiene a su cargo tareas de seguridad interior y seguridad nacional. En este sentido, hoy cobran importancia las apreciaciones que tuvo en su documento de 2014 señalado que “durante la última década, los líderes del Cartel de Sinaloa recibieron un trato prioritario por parte del gobierno mexicano, mientras que los analistas argumentaron que los rivales estaban siendo atacados”.
Asimismo, evidenció la complicidad institucional con el cártel del “Chapo” con las facilidades otorgadas para recibir información oficial sobre otros cárteles rivales, lo que mostraba una predilección oficial mexicana por la banda del Chapo; este punto es uno de los que tiene a García Luna en una cárcel estadunidense. Inclusive, algunos arrestos de capos beneficiaron al grupo del Chapo porque afectaron a jefaturas de otras bandas y cárteles.
El documento no razona a fondo el hecho de que pudiera haber habido un cambio de estrategia contra el Chapo en el gobierno de Peña Nieto, pero los investigadores de la procuraduría de california detectaron el cierre de información y de privilegios para el Chapo.
Para la procuradora Harris en 2014 los cárteles mexicanos habían cruzado la frontera no sólo con drogas de contrabando, sino con efectivos para operar dentro de territorio estadunidense el tráfico de drogas a gran escala y tomar el control de la venta al menudeo en las calles. La DEA ha señalado a cuando menos ocho cárteles mexicanos operando en EE. UU.
En el mismo tono de otras evaluaciones de la DEA y de las oficinas de inteligencia del gobierno estadunidense, el reporte de Kamala Harris señala la complicidad de los cárteles mexicanos con organizaciones de migrantes, pandillas callejeras y bandas que controlan los penales para operar desde ahí el tráfico de drogas. Inclusive, las oficinas de migración han revelado que los cárteles han tomado de manera paulatina el control del tráfico de personas que quieren entrar a EE. UU. sin pasar por los controles migratorios, con el hecho agravante adicional de que no los sueltan para que vayan a encontrar empleo, sino que a la fuerza los enganchan como distribuidores y vendedores de drogas.
La estrategia de lucha contra el crimen organizado transnacional fue definido por el presidente Bush en la agenda antiterrorista para combatir a los grupos violentos en sus comunidades en el medio oriente, fue definido de manera legal por el presidente Obama con su estrategia de lucha contra el crimen organizado trasnacional y puesto en operación por las oficinas de seguridad en el gobierno de Trump.
En este sentido, los ataques de la justicia estadunidense contra el cártel del Chapo y la persecución contra el cártel del “Mencho” son una forma de meter a la autoridad estadunidense en la estrategia de seguridad del gobierno mexicano y agitar los panales de narcos. El arresto de Emma Coronel aumentará la lucha violenta en México entre el cártel de Sinaloa y el CJNG.
Política para dummies: La política se mide por sus efectos, no por sus iniciativas.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.
http://indicadorpolitico.mx
[email protected]
@carlosramirezh
Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh