Pobladores Retienen a Policías de la Base Operativa Mixta

1266
Pobladores Retienen a Policías de la Base Operativa Mixta
Pobladores Retienen a Policías de la Base Operativa Mixta

 

*Seudolíderes Protegiendo Centroamericanos Imponen su Ley en la Colonia “Rivera Maya”

Tapachula, Chiapas; 1 de junio.-Unos 20 elementos de diferentes corporaciones policíacas adscritos a la Base Operativa Mixta (BOM), fueron retenidos por un grupo de alrededor de 60 habitantes de un asentamiento denominado “Rivera Maya”, al sur de la ciudad, cuando realizaban un operativo de seguridad.
Las primeras versiones señalan que los uniformados habían emprendido un recorrido preventivo alrededor de las 13:00 horas por ese sector, en donde se ha reportado la presencia de muchos centroamericanos, supuestamente encabezados por el autodenominado líder social, Romeo Ibarra, y su hijo, Ángel Ibarra Tercero.
En las tareas de abatir los índices de inseguridad, los policías procedieron a revisar a una persona con actitudes sospechosas, pero inmediatamente los habitantes salieron de sus casas para evitarlo.
No satisfechos con impedir impunemente el trabajo de los representantes de la ley, los vecinos de esa colonia decidieron retener a los uniformados, y exigieron que llegara un alto funcionario para evitar el operativo y de paso les solucionaran algunas demandas, para que liberaran a los policías retenidos.
Cabe mencionar que los guardianes del orden iban armados para realizar el operativo y, aún cuando los retuvieron, decidieron no oponer resistencia y tampoco disparar a nadie.
Ellos habían explicado que el operativo, al igual que otros similares que se han emprendido en la ciudad, tienen el objetivo primordial de garantizar seguridad a la población en general y evitar robos a casa habitación, además de inhibir la delincuencia que se encuentra al Sur Oriente y Poniente de la ciudad.
Sin embargo esas explicaciones no sirvieron de nada y le impidieron su libertad, al igual que ha ocurrido en otras ocasiones en ese mismo lugar, en donde al menos otros cinco funcionarios han sido retenidos.
Los habitantes de ese asentamiento, por cierto irregular, mantienen una disputa con una persona que asegura ser el verdadero propietario del predio.
Se cree que se oponen a la presencia de policías, porque están temerosos a que se haga valer el estado de derecho y sean desalojados por las autoridades ministeriales.
Y es que, según se ha hecho público oportunamente, ese terreno fue invadido y el líder de la colonia se ha dedicado a cobrar las cooperaciones para dejar vivir ahí a los pobladores.
Se desconoce si en realidad esas son las causas de su oposición a los operativos policíacos, o es que acaso ocultan algo en esas viviendas.
Para la liberación de los retenidos pidieron que ninguna dependencia vuelva a realizar los recorridos de seguridad en ese sector de la ciudad, ya que ellos aseguran se encargarán personalmente de la vigilancia, es decir, bajo su propia ley.
Alrededor de las 14:00 horas, tras una reunión con funcionarios, los elementos por fin fueron liberados.
Hasta el momento se desconoce si las autoridades de los tres niveles de gobierno realizarán una demanda penal en contra de esas personas por la retención de sus policías, o nuevamente quedará todo en la impunidad y como ejemplo de que cualquiera puede pisotear la ley en la región.
Tampoco se sabe los motivos que hay para que las autoridades migratorias no procedan en contra de los extranjeros que, ante el endurecimiento de las leyes en Estados Unidos, han decidido asentarse en la región.
Para lograr sus beneficios personales, muchos de los indocumentados no solamente ingresaron al país de manera ilegal, sino que participan en manifestaciones públicas en contra del propio gobierno, bloquean calles o carreteras, y se dan el lujo de exigir que no procedan contra ellos por invadir predios, sin contar a los que delinquen.
La serenidad de los funcionarios o su incompetencia ha permitido que ahora en los asentamientos que indocumentados que hay en la región, les estén exigiendo todos los servicios públicos y condicionen el actuar de las autoridades a su antojo.
Con los sucesos, como el ocurrido con la retención de la Base Operativa Mixta, los que se dedican a la delincuencia en la región se sienten seguros de que la autoridad ha sido rebasada, mientras que los ciudadanos van perdiendo rápidamente la confianza en las instituciones encargadas de la seguridad. EL ORBE / Álvaro Islas Hernández