Avanza en Tiempo y Forma la Imponente Obra del Hospital Regional de Tapachula

1653
El Nuevo Hospital ocupará un terreno de 23 mil metros cuadrados de construcción, con una inversión de aproximadamente 500 MDP exclusivos para la obra, mientras el resto del recurso será para la adquisición y puesta en operaciones con equipo de alta tecnología. FOTOS AL PASE:::
El Nuevo Hospital ocupará un terreno de 23 mil metros cuadrados de construcción, con una inversión de aproximadamente 500 MDP exclusivos para la obra, mientras el resto del recurso será para la adquisición y puesta en operaciones con equipo de alta tecnología.

 

* SERÁ UNO DE LOS MÁS GRANDES Y MODERNOS DEL SURESTE MEXICANO.
* GOBIERNO DE MANUEL VELASCO INVIERTE MÁS DE MIL CIEN MILLONES DE PESOS EN SU CONSTRUCCIÓN.

Tapachula, Chiapas; 01 de julio.- Durante los últimos 50 años, los habitantes de Tapachula y del resto de los municipios del Soconusco, Sierra y Frontera Sur de Chiapas, clamaron por un espacio en donde se pudiera atender digna y oportunamente a la población en materia de salud , sobre todo a los pobres, pero nunca fueron escuchados.
Hoy, aún cuando algunos se resisten a creerlo, la obra del Hospital Regional es toda una realidad, y en esa construcción cientos de obreros trabajan incansablemente para que se inaugure éste mismo año, y entre al mismo tiempo en operaciones.
Ahí, el Gobierno del Estado invierte más de mil cien millones de pesos, y es parte de la modernización de Tapachula que está haciendo Velasco Coello en su sexenio.
El gobernador colocó la primera piedra de esa gran obra el 6 de junio del año pasado. Los grandes avances hasta el momento señalan que todo va conforme a lo planificado.
En los tres primeros años de su gobierno, Velasco Coello, se dedicó a gestionar ante las autoridades federales los recursos que se requerían para esa obra.
También aprovechó ese periodo para que se hicieran los estudios que exige la norma, la adquisición de los terrenos que cumplieran ampliamente los requisitos y la elaboración de los proyectos.
Por esa larga espera, muchos creyeron que era solamente un discurso político del que nunca iba a ser realidad, como lo hicieron muchos ex gobernadores.
Sin embargo, la perseverancia de Velasco rindió frutos ya que con una mezcla de recursos federales y estatales, se construye ese moderno hospital con 120 camas censables.
A diferencia de las actuales instalaciones que se encuentran edificadas en un área aproximada a una hectárea, éste ocupará un terreno de 23 mil metros cuadrados de construcción, es decir, unas cinco veces más grande.
Del presupuesto, se calcula que alrededor de 500 millones de pesos serán exclusivos para la obra y el resto para la adquisición y puesta en operaciones de equipo de alta tecnología.
Distinto a otros proyectos similares que se construyen en el país, la obra y el equipado lo realizará la misma empresa, con lo que la obra está plenamente diseñada para su función, con los instrumentos y tecnología más modernos en el mundo.
Las instrucciones del gobernador fueron desde el principio que la empresa que interviene en ella, trabaje ininterrumpidamente para concluir lo más pronto posible.
Se espera que la obra esté lista a finales de éste año, aunque se requerirá de un par de meses más para la instalación y pruebas de los equipos, las verificaciones, y la terminación de aspectos técnicos y de urbanidad.
En el nuevo Hospital habrá más de mil trabajadores del sector salud laborando, incluyendo a decenas de especialistas, que ofrecerán sus servicios a la población en general.
Se contempla que habrá una amplia capacidad en recursos tecnológicos y humanos para la atención de los alrededor de 6 mil 500 partos que se registran actualmente al año en el Hospital Regional de Tapachula, o sea, un promedio de 18 diarios.
El proyecto está previsto para cumplir con las necesidades de los alrededor de 20 mil egresos hospitalarios anuales, es decir, de unos 55 pacientes cada día.
Se dice fácil, pero se tiene la certidumbre de que se realizan más de ocho mil cirugías al año, o sea, unas 22 diarias.
Contará con áreas de consulta externa, hospitalización de medicina interna, cirugía y traumatología, diálisis peritoneal, quimioterapia, endoscopías, cirugía ambulatoria, tococirugía, cuidados intensivos para adultos y pediátrico, ginecología y obstetricia, banco de leche, neonatología, enseñanza, trabajo social, nutrición, dietética, farmacia, laboratorios, unidad de transfusión sanguínea, urgencias, anatomía patológica, entre muchas otras.
Se calcula que el 90 por ciento de los pacientes que serán atendidos ahí serán de origen rural, o que se ocupan de actividades agrícolas y ganaderas, así como habitantes de colonias populares y en extrema pobreza; además de migrantes de diversas nacionalidades.
Dentro de sus grandes novedades, ese lugar contará con su propio sistema de agua potable y una planta de tratamiento para las residuales, las cuales bajo un sistema ecológico serán reutilizadas para riego de jardines y lavado de áreas exteriores.
Se ha instalado un gigantesco dren pluvial que protege a todas las instalaciones de cualquier lluvia, por muy intensa que ésta sea, además de que cuenta con una planta de energía eléctrica, que en entrará en automático al tiempo de cortarse el suministro normal.
Por su ubicación, se contempla que atienda también cualquier situación de los miles de trabajadores que estarán en el Parque Agroindustrial y en la Zona Económica Especial (ZEE)
Asimismo, que exista una interconexión cercana al Centro Regional de Alta Especialidad “Ciudad Salud”, el Aeropuerto Internacional de Tapachula, la zona portuaria y de ferrocarriles, mientras que por la vía Jaritas, un acceso terrestre rápido que conecte la frontera, y a los municipios de la franja limítrofe con Guatemala.
Se tiene calculado que ese Hospital atienda las necesidades de más de un millón de personas de alrededor de 20 municipios de la región. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello