Hasta Cuándo se Pondrá Orden, Entra a México Cuarta Caravana Migrante con Rumbo a EEUU

453
El día de ayer llegó a Tapachula la cuarta caravana conformada por migrantes de El Salvador, quienes ingresaron de manera ilegal a territorio nacional; se espera que en el transcurso del día continúen su recorrido hacia Huixtla. Mientras tanto, la segunda caravana llegó a Arriaga y se prepara para reanudar su camino hacia Veracruz. En la CDMX esperan el arribo de al menos 5 mil migrantes de la primer caravana, los cuales serán alojados en el Estadio Azteca y la Magdalena Mixhuca.
El día de ayer llegó a Tapachula la cuarta caravana conformada por migrantes de El Salvador, quienes ingresaron de manera ilegal a territorio nacional; se espera que en el transcurso del día continúen su recorrido hacia Huixtla. Mientras tanto, la segunda caravana llegó a Arriaga y se prepara para reanudar su camino hacia Veracruz. En la CDMX esperan el arribo de al menos 5 mil migrantes de la primer caravana, los cuales serán alojados en el Estadio Azteca y la Magdalena Mixhuca.

* LA MAYORÍA DE LOS INTEGRANTES DE LA CARAVANA ESTÁN TRANSITANDO DE MANERA ILEGAL Y SE NIEGAN A SER IDENTIFICADOS POR LAS AUTORIDADES, ANTE EL TEMOR DE SER DEPORTADOS A SUS PAÍSES DE ORIGEN.
* ORGANIZACIONES CALCULAN QUE MÁS DEL 20% DE LOS MIGRANTES NO CONTINUARÁN SU VIAJE HACIA ESTADOS UNIDOS, Y SE QUEDARÁN RADICANDO EN NUESTRO PAÍS.

Tapachula, Chiapas; 4 de Noviembre.- Del alrededor de 15 mil extranjeros que han ingresado ilegalmente a territorio mexicano por medio de caravanas en las últimas tres semanas, las autoridades federales calculan que ya solamente continúan poco menos de 5 mil 500, o sea, casi un tercio de lo que entró al país.
Esto sin contar los poco más de 2 mil salvadoreños que, al llegar el jueves al Puente Internacional ‘Rodolfo Robles’ y saber que serían sometidos a evaluaciones para determinar su identidad y sus antecedentes, decidieron atravesar ilegalmente el río Suchiate, que divide a Guatemala y México.
Ellos habían caminado hasta Metapa de Domínguez donde pernoctaron el viernes y descansaron todo el sábado y, en la madrugada de este domingo partieron hacia Tapachula, donde fueron arribando lentamente en el transcurso del día.
Al igual que las otras dos grandes caravanas que los antecedieron, los salvadoreños arribaron al Parque Central “Miguel Hidalgo”, en donde pretenden quedarse hasta hoy lunes, cuando se cree que reiniciarán su viaje hacia Huixtla.
Este grupo decidió no aceptar tampoco, la propuesta de las autoridades mexicanas de trasladarse a las instalaciones de la Feria Mesoamericana, la cual fue habilitada como albergue.
De acuerdo a la versión de algunos migrantes, rechazaron el ofrecimiento por el temor de que fueran asegurados y repatriados, aunque otros dijeron que no querían que obtuvieran sus registros de identidad.
Con el simple hecho de la llegada de los oriundos de El Salvador, muchos de los comercios en el primer cuadro de la ciudad decidieron no abrir sus locales, mientras que los compradores también se alejaron de esa zona de la ciudad.
En tanto que la primera caravana de hondureños que entró violentamente a México el pasado 19 de Octubre, se fragmentó en Veracruz en varios grupos. Un millar de ellos ya llegaron a la Ciudad de México, en donde fueron canalizados al estadio Jesús Martínez “Palillo”, de la Magdalena Mixhuca, donde el Gobierno capitalino instaló un albergue.
Otros están aún en Veracruz y unos más se acercan a la capital del país, aunque hasta la tarde de este domingo permanecían en Puebla.
Según lo difundido por las autoridades capitalinas, los alimentos que han recibido son atún, arroz, pan y agua. Se les entregaron cobijas y se les hizo una revisión médica. Además, se instaló un comedor público y tinacos.
Mientras, gran parte de la segunda caravana de hondureños estaba llegando al municipio de Arriaga, donde había la incertidumbre si seguir su camino a pie o abordar el tren.
También había dudas sobre el camino a seguir, luego de que algunos opinaban que la ruta debería ser en la orilla de Oaxaca para continuar a Veracruz, pero otros decían que se tomaran diversas alternativas.
¿De Dónde Vienen los que Cruzan
Ilegalmente la Frontera Sur?
Las autoridades mexicanas detuvieron de Enero a Septiembre de este año a más de cien mil extranjeros de 94 nacionalidades diferentes que ingresaron a territorio nacional de manera ilegal, es decir, con la probabilidad de que trataban de ocultar su identidad o sus antecedentes.
De las detenciones de extranjeros indocumentados que se hicieron en Chiapas, la versión oficial señala que fueron de 62 nacionalidades distintas
Antes de que ocurrieran los éxodos masivos hacia México, se habían detenido a esos más de cien mil extranjeros que no pudieron acreditar su legal estancia en el país, pero muchos más pudieron burlar la vigilancia de las autoridades
De ellos, 92 mil 524 son de algún país del continente americano; 88 de Europa; 5 mil 524 de Asia; 10 de Oceanía; y 2 mil 70 africanos.
En el caso de Chiapas, durante los primeros nueve meses del año se habían asegurado a 43 mil 226 extranjeros por alguna irregularidad en su documentación o porque carecían de ella.
Se cree que la frontera sur de México es el paso obligado de centroamericanos que buscan internarse de manera ilegal a México para quedarse a residir en el país o para continuar su paso hacia los Estados Unidos.
Sin embargo, las cifras oficiales reflejan otra realidad. El aseguramiento de extranjeros indocumentados en Chiapas confirma que es una frontera porosa en la que pueden entrar ilegalmente de cualquier nacionalidad, hasta de países en guerra o restringidos.
Por ejemplo, en ese periodo se aseguraron en alguna parte del Estado a 60 norteamericanos y 4 canadienses; 5 de Belice, 4 de Costa Rica, 4 mil 97 de El Salvador, 16 mil 340 de Guatemala, 14 mil 603 de Honduras, 594 de Nicaragua y 3 de Panamá.
De igual forma, fueron detenidos 37 cubanos, cuatro de República Dominicana, 109 de Haití, 11 brasileños, 35 colombianos, 36 ecuatorianos, 2 peruanos, un uruguayo, 55 venezolanos.
Aunque muy pocos en la población lo sepan, en los tres primeros trimestres del año también fueron detenidos en Chiapas, un extranjero de Bélgica, otro de España, un francés, uno del Reino Unido, uno de Rumania, y uno de Ucrania.
También 10 de Afganistán, un árabe, mil 144 de Bangladesh, 3 mil 45 de la India, 2 de Irak, 3 de Irán, uno de Malasia, un birmano, 685 de Nepal, 130 de Pakistán, 5 de Siria, 154 de Sri Lanka, uno de Taiwán y 38 de Yemen.
La sociedad chiapaneca tampoco sabe que en ese lapso se detuvieron a 107 originarios de Angola, 4 de Benin, siete de Burkina Faso, 689 de Camerún, 459 de la República Democrática del Congo, cinco de Costa de Marfil, uno de Djibouti, un egipcio, 408 de Eritrea, 36 de Etiopía, 13 de Gambia y 99 de Ghana.
Así también, a 39 de Guinea, 2 de Liberia, 14 de Mali, uno de Marruecos, 24 de Mauritania, 23 de Nigeria, cinco de Senegal, 11 de Sierra Leona, 29 de Somalia, cuatro sudafricanos, 13 de Sudán y seis de Togo.
Por obvias razones, se desconocen las nacionalidades de todos aquellos que ingresaron de manera ilegal al país por la frontera sur y no fueron asegurados.
Ellos pudieran estar en cualquier parte de Chiapas o del país, ser personas que lo único que querían eran salir de sus naciones de origen por la falta de oportunidades o que huyen por haber cometido algún delito, o simplemente aprovecharon la caravana para ver qué logran.
Los Visitantes Invisibles que Llegan a Chiapas.
Mientras esos éxodos de centroamericanos han violado la soberanía nacional y sus leyes, además de exigir derechos que en sus países tenían, las autoridades se desviven en atenderlos, darles alimentación, agua, albergues, protección policíaca en las carreteras, atención médica, entre otros.
Irónicamente, hay muchos más extranjeros que arriban a Chiapas, se forman, se identifican, cumplen con todo lo que establece la ley y vienen a impulsar la economía del Estado con la derrama económica que hacen todos los días en esta región del territorio nacional.
A cambio, los han asaltado porque las corporaciones policíacas no los acompañan ni están atentos de lo que sucede en las carreteras, en el centro de la ciudad o en las tiendas departamentales.
No tienen atención médica ni alimentos gratuitos; es más, en la mayoría de los locales comerciales no se aceptan sus monedas y por ello tienen que caer en manos de los que manejan el tipo de cambio desde la frontera.
No son recibidos con festivales musicales como los que se hacen a los que llegan esporádicamente en los cruceros turísticos y tampoco se les reservan los espacios públicos para que se estacionen, como a los cruceristas.
Son esos visitantes invisibles, la mayoría de Guatemala, que se calcula dejan una derrama diaria de alrededor de cuatro millones de Pesos en la región.
De acuerdo a cifras oficiales del Gobierno de México, en esos primeros nueve meses ingresaron legalmente un millón 508 mil 91 turistas a Chiapas; es decir, un promedio de 167 mil 500 personas mensualmente o poco más de 5 mil 500 diarios.
Curiosamente, en lo que va del año no se tiene un solo registro de que alguno de esos 1.5 millones de visitantes haya cometido un solo delito durante su paseo por Chiapas.
Con esas cifras, la frontera sur se ha convertido desde hace tres años en el punto turístico más importante para los visitantes extranjeros en la entidad, por encima todavía de lugares como San Cristóbal de Las Casas, Palenque, e incluso, Tuxtla Gutiérrez.
Y es que, de lo ocurrido en esas tres cuartas partes de este año con los ingresos legales de turistas extranjeros a Chiapas, 5 mil 296 lo hicieron en el punto Carmen Xhan; 48 mil 539 por Ciudad Cuauhtémoc; 476 mil 656 por el Puente Internacional ‘Rodolfo Robles’ (Suchiate 1) y 78 mil 547 por el Suchiate 2.
De igual forma, 2 mil 380 lo hicieron en el cruce de Frontera Corozal; 22 mil 939 en Puerto Chiapas, ya sea por cruceros o yates; otros 2 mil 588 arribaron vía aérea por el Aeropuerto Internacional de Tapachula y 114 en el de Tuxtla Gutiérrez; además de 935 cruzaron por el municipio de Unión Juárez.
Sin embargo, el principal punto de internación de turistas a Chiapas es Frontera Talismán, ya que en nueve meses acumuló el registro de 870 mil 97 personas.
Por todo eso y a pesar de lo ocurrido con las caravanas y otros factores como la emigración de las maras por los operativos en sus países, se espera que, al final del 2018, hayan ingresado a Chiapas más de 2 millones de extranjeros de manera legal, sobre todo para fines comerciales y recreativos.
De ser así, sería el tercer año consecutivo en el que se superarían los dos millones de ingresos anuales de esos visitantes invisibles, la gran mayoría con Tarjeta de Visitante Regional (TVR).
Los que no Destrozan Puertas ni Agreden a Policías.
Hay organismos de derechos humanos que se han encargado de fustigar en los últimos días a México y a su población por la forma en que reciben a los migrantes de las caravanas.
Sin embargo, no dicen nada sobre el trabajo que hacen los empresarios y prestadores de servicio para atender a todos aquellos que cumplen con la ley y realizan sus trámites migratorios, e ingresan a México sin destrozar las puertas de las entradas al país y tampoco agreden a pedradas a los policías federales.
De Enero a Septiembre, llegaron de manera legal y ordenada a México 11 millones 452 mil 865 en calidad de turistas; 791 mil 730 por negocios; 2 millones 843 mil 808 sin permisos de actividad remunerada; 4 millones 654 mil 16 en buques crucero; un millón 654 mil 491 de tripulación marítima y 291 mil 633 aérea.
De igual forma, un millón 590 mil 829 regionales; 457 por razones humanitarias; 472 con permiso de actividad remunerada y 31 mil 243 diplomáticos.
Hay también esos 27 mil 181 extranjeros que arribaron a los ranchos y fincas cafetaleras para trabajar legalmente como jornaleros que no solo cumplen con las leyes, sino que son parte de la Población Económicamente Activa (PEA) de la Frontera Sur. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello