Casi Dos Mil Indocumentados Sólo han  Arribado a Tapachula Para Delinquir

181
Miles de migrantes deambulan todos los días en Tapachula, la gran mayoría indocumentados ya que ingresaron por el Río Suchiate sin identificarse, por lo que se desconoce de qué vienen huyendo del país de origen.

* RELACIONADOS CON LA VENTA DE DROGAS, ASALTOS, ROBO A CASA-HABITACIÓN, ATAQUES SEXUALES, PANDILLERISMO, ENTRE OTROS ILÍCITOS.

Tapachula, Chiapas; 10 de Julio del 2021.- Al hacer un balance de lo ocurrido en el primer semestre del año, en la Mesa de Seguridad se presentó un informe en el que señala que, en Tapachula, han sido detenidas 5 mil 826 personas por diversos delitos, tan solo de los que tiene registrado la Policía Municipal, por lo que se cree que la cifra total pudiera ser dos veces más alta.
De acuerdo a esa presentación, 3 mil 925 originarios de alguna región del país, mientras que mil 901 son indocumentados de Centro, Sudamérica y El Caribe, principalmente.
Al pormenorizar en los detalles, se dijo que la gran mayoría de ellos fueron detenidos en diversos operativos realizados en el primer cuadro de la ciudad, áreas públicas y colonias populares.
Entre los principales delitos por los que fueron asegurados está alterar el orden público, ingerir bebidas embriagantes en la vía pública, inhalar sustancias tóxicas, actos inmorales, insultos, lesiones, resistencia a las autoridades, arrojar basura en la calle, entre otros, aunque hay otros por robo, asalto, ataques sexuales y homicidio.
De ese grupo de detenidos en el primer semestre del año, 564 son originarios de Guatemala, 758 de Honduras, 437 de El Salvador, 51 de Nicaragua, 65 de Haití, 26 cubanos y dos colombianos.
En las observaciones presentadas, se recalcó que son los hondureños, haitianos y cubanos, las personas que presentan mayor agresividad a la hora de ser detenidas o al cometer los ilícitos.
La justificación que presentan esos indocumentados es que nadie los puede tocar en territorio mexicano porque son protegidos por Acnur, Comar, los Derechos Humanos y quién sabe cuántas organizaciones más.
En los dos años y medio que lleva el actual Gobierno Federal con su política de “abrazos y no balazos”, además de su apertura a los indocumentados, se calcula que han ingresado anualmente y de manera ilegal, alrededor de medio millón de personas por la frontera sur del país.
De ellos, de acuerdo a cifras de algunas organizaciones sociales, unas 200 mil permanecen en Tapachula, entre los que están varados en espera de obtener sus documentos para seguir su camino hacia los Estados Unidos, y los que decidieron quedarse a vivir definitivamente en la localidad.
Muchos de ellos son buscados por las autoridades de sus países por delitos como narcotráfico, ataques sexuales, robo, asaltos, extorsión, delincuencia organizada, fraude, asociación delictuosa, terrorismo, lavado de dinero, entre otros. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello