Migrantes Ocasionan Escándalos en Oficinas de la COMAR Vecinos de Colonias en el Sur de la Ciudad ya no los Soportan

166
Desde Enero miles de indocumentados acuden a las oficinas de Comar a realizar trámites migratorios, pero mientras esperan su turno han ocasionados actividades ilícitas y problemas para los habitantes de ese sector.

* EN LA NOCHE Y MADRUGADA HAY CONSTANTES ENFRENTAMIENTOS Y ESCÁNDALOS ENTRE LOS MISMOS EXTRANJEROS, SIN QUE LAS AUTORIDADES INTERVENGAN.

Tapachula, Chiapas; 18 de Julio del 2021.- Vecinos de colonias del sur de la ciudad ya no soportan los escándalos y otras arbitrariedades que aseguran protagonizan miles de indocumentados, por lo cual han hecho sus denuncias ante las autoridades, pero en ninguna ocasión han sido escuchadas.
Jesús Antonio Vázquez González, en voz de los habitantes de las inmediaciones de la Comisión Mexicana de Ayuda para Refugiados (Comar), dijo en entrevista para EL ORBE, que los mayores problemas son por las noches y en las madrugadas, donde hay constantes enfrentamientos y escándalos entre los mismos migrantes.
“No vivimos en paz; no hay tranquilidad aquí como había antes, esta calle era tranquila y pacífica; todo estaba bien”, indicó.
Los problemas se agudizaron desde Enero, cuando esas oficinas fueron reubicadas en ese lugar, ya que en los lugares en donde han estado ha ocurrido exactamente lo mismo, es decir, no soportan a los indocumentados, dijo.
La presencia de miles de extranjeros que entraron al país de manera ilegal, se ha incrementado de manera increíble, sobre todo en estos casi siete meses del año.
De acuerdo a su apreciación, el mayor número de extranjero lo conforman los centroamericanos, cubanos, haitianos y africanos.
“Nos molesta porque ha habido gritos, problemas, pleitos y luego se han agarrado a pedradas, también la cola lo están cobrando los centroamericanos a los mismos migrantes, y a los demás no les gusta, y ahí empiezan los agarrones, los pleitos, las broncas”, reveló.
Según su versión, les cobran hasta 200 Pesos por el simple hecho de hacer fila en la calle para tratar de entrar a las oficinas de la Comar, es decir, una extorsión masiva a plena luz del día.
Se han percatado que son hondureños los que realizan esas actividades ilícitas, “y por eso hay pleitos, se tiran a pedradas y de repente van a quebrar los vidrios de los carros”, indicó.
Además, que enfermedades como el mortal Covid-19 o el Sida, también ha entrado a Chiapas a través de los flujos de migrantes, y eso representa un gran riesgo para los mexicanos que radican en la frontera sur.
Consideró que forzosamente tienen que haber actos de corrupción en dependencia de gobierno, porque no se hace nada, a pesar de la violación flagrante de las leyes. EL ORBE / M. Cancino