Marchan Transportistas Exigiendo Frenar a Foráneos e Irregulares

555
Marchan Transportistas Exigiendo Frenar a Foráneos e Irregulares
Marchan Transportistas Exigiendo Frenar a Foráneos e Irregulares

Tapachula, Chiapas; 8 de Abril.- Cansados de que, una y otra vez, han acudido a solicitar al Ayuntamiento local que sea atendida la problemática del transporte en la localidad y no han sido escuchados, este lunes cientos de choferes y concesionados marcharon en caravana por las principales calles de la ciudad.
José Francisco Juárez Mejía, presidente del Concejo de administración de la Cooperativa Alpha y Omega, dijo en entrevista para EL ORBE, que la manifestación fue por la apatía que ha mostrado el alcalde Oscar Gurría Penagos, en cuestión de la normativa del transporte local.
“Nos sentimos abandonados por nuestro Ayuntamiento, porque tenemos un encapsulamiento por parte del transporte de fuera. Le hemos pedido al Presidente que se haga una reubicación del transporte, tanto local como de otros municipios y del federal, pero no nos quieren dar respuestas positivas”, abundó.
En respuesta a sus quejas, según explicó, el Gobierno de Tapachula ha reubicado a los concesionados de la localidad que han protestado, los han mandado de un lado para otro, “pero al transporte de otras partes del Estado que arriban a la ciudad, no los han tocado”.
Dijo desconocer si existe algún acuerdo “en lo oscurito” para permitirles que entren sin ningún problema a la ciudad, “y podemos asegurar que hay una apatía hacia nosotros. Por esos estamos exigiendo que se nos voltee a ver, que se tome cartas en el asunto y se nos dé una pronta solución”.
Reconoció que existe caos vial en Tapachula y pidió una disculpa pública a los usuarios y al resto de la sociedad, “porque creen que nosotros somos los responsables de todo eso”.
“Por lo contrario, hemos sido siempre disciplinados, hasta ahora, que decidimos manifestamos, porque vemos que desgraciadamente no nos hacen caso y, entonces, es la única forma de que nos voltee a ver el Gobierno”, abundó.
Al hacer un balance del total de unidades del servicio público que circulan en la ciudad, indicó que hay alrededor de mil 400 concesionados en su modalidad de taxis y unas 800 colectivas.
Calculó que hay otros 800 taxis que llegan de otros municipios de la región, de los llamados foráneos, que realizan al menos cinco arribos en el día al centro de Tapachula.
“Es un tema que el mismo Reglamento de Tránsito Municipal lo demarca. El que entren al centro sigue ocasionando caos vial y provoca, además, una competencia desleal”, agregó.
También mencionó que las casas habilitadas como terminales de taxis foráneos en Tapachula, no cumplen con las especificaciones que marca la ley y que eso las autoridades lo saben muy bien.
Según Juárez, la concesión que les entregaron a los transportistas en sus localidades es para prestar el servicio en esos municipios, pero prefieren concurrir a las carreteras federales y hacer viajes a Tapachula.
Además, que en algunos municipios como el de Tuxtla Chico y Cacahoatán, hay una marca de ruta que delimita la penetración para los transportistas de Tapachula, es decir, hasta dónde pueden llegar para no entrar a esas comunidades.
Sin embargo, los concesionados de esos y otros municipios no aceptan esa misma reglamentación y, en su lugar, prefieren apoderarse de Tapachula, que es un tema que corresponde al Ayuntamiento y a la Secretaría Estatal de ese ramo.
Aunando a eso, indicó que otras mil unidades irregulares (de las llamadas piratas) están circulando en las calles de la ciudad, sin que alguna autoridad les aplique la ley.
La caravana de protesta de este lunes se concentró en el Par Vial, al sur, en donde cientos de unidades conformaron una larguísima fila para recorrer las principales calles de la ciudad.
En el acto, desplegaron mantas y pancartas en las que expusieron públicamente sus inconformidades, sin que ninguna autoridad los atendiera.
Un par de horas después dieron por concluido ese movimiento y se cree que, antes de que concluya esta misma semana, habrá otras acciones del mismo sector. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello