Corrupción Limita al Nuevo Sistema de Justicia Penal

107
Corrupción Limita al Nuevo Sistema de Justicia Penal

Alfredo de la Cruz, el declarante.

Tapachula, Chiapas; 14 de Julio.- Con el nuevo Sistema de Justicia Penal, instaurada en Chiapas desde Marzo del 2016, no se garantiza que no exista la corrupción, ya que las decisiones que está teniendo las autoridades judiciales y penales no han sido las adecuadas para que la sociedad se libere de este flagelo que desintegra el entorno político y social de este país, indicó el Presidente de la Asociación Civil «Nueva Generación, Vinculación Social», Alfredo de la Cruz Cordero.
Mientras el Gobierno no equipare los sueldos de acuerdo a cada una de las responsabilidades del sistema de justicia, no se acabará la corrupción, ya que existen Secretarios del Ministerio Público que ganan 2 mil 600 Pesos, y que tienen una familia que mantener y sacarla adelante.
No es un caso generalizado, dijo, pero con los bajos sueldos de quienes intervienen en el proceso de la impartición de justicia, hay susceptibilidad a que existan actos de corrupción; lo mismo sucede con los policías, quienes son los primeros en llegar a la escena del delito, podrían prestarse a actos ilícitos con tal de beneficiar a alguna persona.
No basta la profesionalización en los elementos policíacos, ni la capacitación en el nuevo sistema de justicia penal, sino que existan las condiciones para desarrollar su trabajo, de manera honesta y eficiente en beneficio de la población.
El entrevistado detalló que, otro escenario adverso para la impartición de justicia es el despido de Secretarios del Ministerio Público, lo que ocasiona que los que hayan quedado al servicio del sistema de justicia no se den abasto a las demandas de la población.
El despido en diferentes lugares de Chiapas, específicamente en la Costa, donde existen agencias del Ministerio Público que se quedaron sin Secretarios, o donde existían dos o tres por la carga de trabajo, hoy solo tienen a uno.
Pidió al titular de la Fiscalía General del Estado que vigile que los funcionarios realicen de manera transparente su trabajo y apegado a derecho, de tal manera que la justicia no sea impartida al mejor postor, sino que sea de manera imparcial.
Existe una molestia generalizada en la población porque el Nuevo Sistema de Justicia Penal, que proyecta los juicios orales, ha servido para que los delincuentes estén en la calle haciéndole daño a la sociedad. EL ORBE/ Marvin Bautista