Derechohabiente Denuncia a Personal del IMSS por Malos Tratos y Acoso

500
Derechohabiente Denuncia a Personal del IMSS por Malos Tratos y Acoso

* Afirma que le Condicionan la Atención Médica.

Tapachula, Chiapas; 3 de Agosto.- A pesar de que la Ley del Seguro Social establece que el Instituto Nacional del Seguro Social (IMSS) tiene que garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo, en Tapachula esas indicaciones son letra muerta.
José Fernando Vargas Pérez, un paciente con insuficiencia renal, que requiere del tratamiento de hemodiálisis para mantenerse con vida, denunció el acoso y los malos tratos que sufre en cada sesión por parte de algunos trabajadores en el área de Enfermería, al grado de sufrir amenazas de que le cancelarán el servicio, aún cuando por Ley, el Instituto tiene la obligación de atenderlo.
Señala como principales agresores a Fabián «N» y Nadia «N», quienes le han hecho la vida imposible en el periodo que dura su sesión de hemodiálisis, por lo que denunció públicamente estos hechos, ante el temor de que algo le pueda pasar, derivado de esta mala atención.
Vargas Pérez comentó que todo comenzó cuando en una sesión, olvidó su teléfono celular, mismo que el personal de Enfermería levantó, y decidió devolvérselo con la condición que todos los días les llevara refrescos y pan; en esas condiciones estuvo un buen tiempo, pero al decidir ya no seguirlos apoyando, iniciaron los malos tratos.
Los malos tratos a los que se refiere el paciente, es que no les suministran el medicamento cuando lo necesita, o que le hacen una hemodiálisis incompleta, dejándole porcentajes de agua en el cuerpo que debería ser desechados por la máquina.
Posteriormente, contó que le ofrecieron aplicarle 4 horas de hemodiálisis, en lugar de 3 como todos los pacientes, con la condición que les tendría que comprar desayuno todas las veces que llegara a su sesión, a todo el personal de Enfermería que atiende esta área.
Debido al desgaste económico que derivaba de este pago por una hora más de hemodiálisis, decidió cancelar el acuerdo, y a partir de ese momento, las agresiones y el acoso se volvieron constantes, por lo que se quejó con las autoridades del IMSS para frenar estas malas prácticas.
José Fernando continúa con este tratamiento, pero ahora tiene el temor de que haya represalias por la denuncia, por lo que pidió a las autoridades frenar este tipo de violaciones a sus derechos, porque de tener una mala aplicación del tratamiento su vida estará en peligro. EL ORBE/ Marvin Bautista