Se Quejan de Vecinos Escandalosos En la Colonia “5 de Febrero”

494
Se Quejan de Vecinos Escandalosos En la Colonia “5 de Febrero”

Tapachula, Chiapas; 23 de Agosto.- Habitantes de la 51 Calle Poniente en la colonia ‘5 de Febrero’, solicitan a las autoridades competentes su intervención para acabar con los escándalos que una familia residente en esa arteria provoca regularmente y trastoca la paz pública.
Los vecinos, quienes pidieron la omisión de sus nombres, ante el temor de represalias debido a lo violento que suelen ser los miembros de la familia en cuestión, manifestaron que «es una familia muy problemática y escandalosa, el problema está en la 51 Poniente entre 4a. y 6a. Avenida Norte, justo al lado de la primaria ‘Emiliano Zapata’, esa familia durante todos los fines de semana y en ocasiones entre semana, celebra y pone su música a todo volumen desde la tarde y el ruido se prolonga hasta bien entrada la madrugada, impidiendo nuestro descanso, ya no se puede dormir por el ruido y la vibración que provoca la música tan alta, además del escándalo que generan ellos consumiendo bebidas alcohólicas”.
Los entrevistados manifestaron que al principio acudían a pedir a los causantes del problema para que le bajaran el volumen a su equipo de sonido, pero por respuesta recibían insultos, por lo que para evitar problemas dejaron de hacerlo, agregaron también que han hecho sus reportes a la policía y al 911 pero que las autoridades nunca acuden al llamado, «es lamentable sentirse desprotegido por las autoridades, nunca acuden cuando hemos llamado varios vecinos para reportar que el ruido es insoportable y no nos deja descansar, sabemos que cada uno es libre de hacer dentro de su casa lo que quiera, pero esa libertad termina cuando afectas a otros como es el caso aquí, por eso acudimos a EL ORBE para que por su medio, el Ayuntamiento nos escuche y pueda hacer algo, aquí vivimos personas adultas mayores que estamos enfermas y para las que el descanso es necesario, igualmente niños y adultos que tenemos que trabajar y que no podemos seguir viviendo así», concluyeron. EL ORBE/Alberto Bonilla Acosta