Se Desploma 80% Uso de las Terminales de Pasajeros

525
Se Desploma 80% Uso de las Terminales de Pasajeros

*Empresas Disminuyen Corridas por COVID-19

Tapachula, Chiapas; 4 de Mayo.- En los últimos 30 días, las terminales de autobuses de pasajeros con operaciones Tapachula y en el resto los municipios de la Frontera Sur, redujeron la venta de sus espacios disponibles, hasta en un 80 por ciento.
El desplome en la movilidad humana, no solo en Chiapas sino también en el resto del país, es a consecuencia de que los sectores productivos se han paralizado y la población se mantiene en casa.
Esto, para evitar el contagio del mortal Covid-19, que hasta este lunes ha cobrado la vida de 2 mil 271personas en territorio nacional.
Ante ello, las empresas del transporte federal decidieron, por la oferta contra la demanda, reducir el número de corridas hasta en un 70 por ciento, aunque algunas, como las que ofrecían traslados a varias partes de Centroamérica, cerraron por completo.
Rudy Alberto Zárate, uno de los usuarios de este lunes en la ruta Tapachula-Arriaga, dijo en entrevista para rotativo EL ORBE, que vino a esta ciudad para recoger medicamentos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y retornar lo más pronto posible.
Precisó que viajó con toallita húmedas y cubrebocas, y que trata de estar lo más protegido posible, “aunque nadie quiere viajar por gusto, sino meramente por necesidad”.
Comentó que, al salir de Arriaga a Tapachula por la mañana, el autobús partió literalmente vacío y que, para el regreso por la tarde, fue una situación similar.
Sin embargo, reconoció que parte de la población no está acatando las recomendaciones de la Secretaría de Salud y se mantienen en las calles, “incluso hay personas que no asimilan o no creen que exista la pandemia”.
Por su parte, Mercedes Villarreal, otra de las usuarias del transporte foráneo, dijo que se vio obligada a salir de su casa para trasladarse a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez para recoger documentos laborales que solo ella podía recibir.
“Pero mi viaje es de ida y vuelta de inmediato, además tomo todas las medidas sanitarias necesarias, porque sé que está ocurriendo una pandemia y nos debemos cuidar, no solo por nosotros mismos sino también por nuestra familia, ya que nos exponemos mucho saliendo del municipio”, indicó.
En torno a la afluencia de pasajeros opinó que realmente muy poca y que, al menos en la empresa en la que viajó, estaban aplicando medidas de salud, como el uso de cubrebocas, gel antibacterial, la sana distancia, entre otras.
Exhortó a la población a respetar también las recomendaciones de las autoridades y viajar solamente en casos extraordinarios.
“En mi caso, lo estoy haciendo lo más protegida posible, para después llegar a la casa, bañarme de inmediato y cambiarme la ropa, aunque lo mejor es no salir de casa, insistió.
Mientras que Rosalba Martínez López, también viajera, afirmó que tuvo que dejar su vivienda parea trasladarse a Arriaga, luego de que le informaron que su papá está muy grave y que por lo mismo, era una situación de emergencia.
Hasta ahora, había logrado mantenerse en su domicilio, en donde se ponen de acuerdo para salir una sola persona para comprar alimentos, y es la primera vez en que ve una terminal de pasajeros completamente vacía.
Se calcula que alrededor de unas mil personas están arribando diariamente a la Frontera Sur de Chiapas, desde lugares con problemas de Coronavirus, como la Ciudad de México, los Estados Unidos y algunas regiones del norte del país.
Durante su viaje, según han reconocido algunos de ellos, no se encontraron algún filtro sanitario y, aun cuando no presentan síntomas, desconocían si estaban infectados.
Por lo mismo, representantes de organizaciones de derechos humanos han solicitado reiterativamente en el último mes, que se suspendan las operaciones de las terminales federales, como una medida emergente para evitar la llegad de personas infectadas de coronavirus.
Sa estrategia sería similar a la que han obligado a miles de empresarios establecidos en Tapachula, desde comercios, restaurantes, plazas, hoteles, prestadores de servicios, entre muchos otros giros, incluso centros de diversión y antros.
También se ha suspendido las actividades de miles de comerciantes de puestos fijos, semifijos y ambulantes; cerrado espacios públicos y otras acciones para tratar de hacer frente a la pandemia.
Por eso no se comprende los motivos para permitir que las empresas transportistas sigan trayendo a personas que pudieran estar infectados, en plena fase tres de la contingencia. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello