Prostitución Crece sin Control en Pleno Centro de Tapachula

216
Prostitución Crece sin Control en Pleno Centro de Tapachula

* Primer Cuadro Convertido en Zona de Tolerancia.

Tapachula, Chiapas; 03 de Julio del 2021.- La impunidad en la que actúan grupos de indocumentados de más de 70 nacionalidades en la ciudad, así como por la inmunidad de la que gozan, ha permitido que muchos de ellos participen en la comisión de delitos como robos, extorsión, asaltos, homicidios, ataques sexuales, lesiones, narcomenudeo, entre otros, sin que sean detenidos.
Aunando a eso, organismos de atención a grupos vulnerables narraron a EL ORBE los serio de la problemática de la prostitución en Tapachula, donde cientos de hombres, mujeres y personas trans, ofrecen servicios sexuales en pleno Centro de la ciudad y sin control alguno, donde muchos de ellos están infectados de enfermedades sexuales, como el VIH y la Sífilis.
Rubén Enrique Morales Escobar, comerciante del Centro, expresó en entrevista a este rotativo, que en Tapachula y en el resto de los municipios de la frontera sur no hay autoridad alguna que quiera afrontar la problemática que ha desencadenado la crisis migratoria y sus consecuencias, como la prostitución.
El fenómeno migratorio ha crecido de manera alarmante, consideró, sobre todo en las colonias populares, donde hay personas que están hacinadas al límite.
Añadió que las autoridades migratorias son las que menos hacen su trabajo, “porque los indocumentados están dispersos en todo el centro y no se tiene presencia del Instituto Nacional de Migración”.
Así también la presencia de esos grupos de extranjeros es otro factor que incrementa la inseguridad, por lo que los empresarios temen que Tapachula sea la capital de la prostitución y una de las ciudades con mayor migración en la historia.
Concluyó que esta ciudad es una zona de confort para todos los extranjeros, porque llegan y no les dicen nada y la convierten en un verdadero caos, y en lugar de repatriarlos porque están violando la ley, hasta los premian por haber entrado al país de manera ilegal, con empleos, educación, alimentación y recursos económicos. EL ORBE / Nelson Bautista