Más de 3 Mil Maras han Sido Detenidos en El Salvador Durante los Últimos 5 Días

124
Más de 3 Mil Maras han Sido Detenidos en El Salvador Durante los Últimos 5 Días

* Enfrentamientos Dejan Decenas de Civiles y Pandilleros Fallecidos.

* ¿Y Aquí en Tapachula Dónde Está la Policía?

Tapachula, Chiapas; 30 de marzo del 2022.- La guerra proclamada por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en contra de las bandas delictivas Mara Salvatrucha 13 y la Barrio 18, va en serio. En los primeros cinco días de los 30 de estado de excepción que autorizó el Poder Legislativo, se han detenido a más de 3 mil miembros de esos grupos, pero lamentablemente han fallecido decenas de civiles y malhechores en enfrentamientos.
Durante los tres primeros años de Bukele se había mantenido una tregua ríspida entre el gobierno y esas agrupaciones, hasta el sábado pasado cuando en un arranque de locura -porque no se puede llamar de otra forma- abrieron fuego en contra de civiles en las calles y mataron a 62. Para este jueves la cifra ya había ascendido a 89.
Ante ese dantesco escenario, el presidente pidió a los legisladores aprobar el estado de excepción, por medio de la cual se pueden hacer detenciones y cateos sin la orden de un juez, intervenir celulares y otros medios de comunicación, el despliegue militar y otras medidas emergentes por motivos de seguridad nacional.
Las bajas por los enfrentamientos con las fuerzas armadas también son una realidad. La policía confirmó que en las últimas horas dos pandilleros murieron “en un presunto enfrentamiento con agentes del cuerpo de seguridad en el municipio de Chirilagua, departamento de Morán», de esa nación centroamericana.
«Ninguno de los pandilleros detenidos saldrá libre. Seguimos», adelantó Bukele en su cuenta personal, en una medida histórica aprobada para 30 días, pero que se podría ampliar para un ms más, aunque el presidente ha hecho un llamado al Legislativo, esta vez para analizar los resultados y buscar aprobar otras herramientas legales que ayuden a continuar con el combate frontal a las pandillas.
Una de las propuestas es que, por el simple hecho de ser miembro de esas bandas delictivas, podrí ser catalogado como un delito y castigado con una pena ejemplar, además de considerarlos como terroristas; es decir, someterlos a penas de entre 20 y 40 años de prisión, los cuales se unirían a unos 16 mil pandilleros que ya cumplen con una sentencia en el interior de los penales, a quienes también se les reforzó las medidas restrictivas.
Mientras eso ocurre, se teme que muchos integrantes de las maras podrían estar huyendo de ese país con rumbo a Tapachula, donde ya varios de ellos han empezado a operar en delitos como extorsión, homicidio, narcomenudeo, robo, asaltos, ataques sexuales, entre otros. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello