OPINIÓN PÚBLICA

1098
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

¿Todos Somos Espiados?
Gonzalo Egremy

 

*El Gobierno de EPN lo niega, sin embargo la noticia publicada en EU asegura que periodistas y activistas de Derechos Humanos son “monitoreados”.

*Software Pegasus es la plataforma del espionaje a cualquier equipo electrónico, adquirido por el Gobierno en 10 Mmdp, según investigaciones.

Desde que lo difundió un diario neoyorquino, en México generó una batahola el espionaje que presuntamente realiza el Gobierno desde hace años.
La administración gubernamental que encabeza Enrique Peña Nieto, diría, luego luego, que “no es cierto” pero que ordenaría una investigación.
Pero ¿qué es y cómo funciona ese Software llamado “Pegasus”?; según la revista especializada en investigación “Contralínea”, el programa es la plataforma desde donde SEDENA y CISEN (Gobernación) realiza el espionaje.
“Desde hace décadas el Gobierno interviene ilegalmente las comunicaciones, aunque esta intromisión es cada vez más invasiva.
“Ahora ya no se reduce a las comunicaciones (telefónicas, radiotelefónicas y digitales; incluso las que están cifradas: correos electrónicos, mensajería de texto, chats tanto de correos como de redes sociales (Facebook, Twitter) y aplicaciones: Skype, Whatsapp, BBM, Facetime, Tango, Fring, Telegram); sino que también abarca la geolocalización en tiempo real de la persona espiada.
“Además, la tecnología empleada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena, que, por cierto, no está facultada por ninguna ley y bajo ninguna circunstancia a intervenir comunicaciones), el Cisen y la Procuraduría General de la República permite a los espías del Gobierno ver y escuchar en todo momento a la víctima: remotamente activan cámara y micrófono del dispositivo electrónico intervenido (teléfono celular, tableta, computadora)”.
Pero esto no es todo. Las tres instituciones del Gobierno cuentan con la capacidad tecnológica para manipular a distancia computadoras, radios, teléfonos celulares y cualquier tipo de teléfono inteligente o smartphone, sin que las víctimas del espionaje puedan advertir estas órdenes remotas.
Como lo reveló el semanario (Contralínea) desde hace 5 años, con el software de la plataforma Pegasus (ahora señalado por la Red en Defensa de los Derechos Digitales ‘R3D’), Artículo 19 y Social TIC, de ser utilizado por agentes del Estado para espiar periodistas, defensores de derechos humanos y activistas anticorrupción) también posibilita el acceso a todos los archivos generados o almacenados en los dispositivos que infectan (fotografías, documentos, textos).
“Los agentes podrán ‘operar con las siguientes funciones de adquisición de datos: extracción de SMS/MSM; lista de contactos; registros de agenda; monitores de e-mail; intercepción de voz; extracción de mensajería instantánea; información de ubicación GPS/Cell ID.
“Así como captura de imágenes de pantalla y de la cámara; acceso y manipulación del sistema de archivos; información y estado del sistema; información de la tarjeta SIM; información del hardware, sistema operativo y software; denegación de capacidades de servicio, y detener el funcionamiento del dispositivo’”, refieren los contratos que firmó la Sedena con Security Tracking, SA de CV, y AV y D Solutions, SA de CV.
“El tema no es menor: el espionaje político rompe el estado de derecho, porque es ilegal y quebranta principios básicos de los derechos humanos, garantizados en la Constitución y en tratados internacionales que el Estado mexicano está comprometido a cumplir.
“Y es que quien debería garantizar el orden jurídico es quien viola libertades de los ciudadanos que “representa”, entre los que destacan los derechos a la intimidad, la seguridad, la vida privada, la libre expresión, la libre asociación, los datos personales y la inviolabilidad de las comunicaciones privadas”, hasta aquí algunos párrafos del reportaje de Contralínea.
En honor a la verdad, solo de saber la capacidad de ese programa Pegasus que tiene el Gobierno para “observarnos” a quien desee, da temor fundado, de usar los teléfonos celulares y demás nuevas tecnologías, ¿no cree usted?//Salud.