ALFIL NEGRO

434
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Cinturón de Contención

De poco o nada servirá el esfuerzo del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, para mejorar las relaciones diplomáticas con el líder norteamericano, Donald Trump, ya que al parecer algunas autoridades federales se mueven bajo el manto de la corrupción en la frontera del sur de México.
El ‘rey del norte’ insiste en que los mexicanos no están haciendo nada para detener el flujo de migrantes y drogas, que utilizan este país como un corredor para llegar a la nación norteamericana; no obstante, el gobierno azteca asegura que tiene a miles de policías y militares en la frontera con Guatemala, creando así un ‘cinturón de contención’ que impida el éxodo de centroamericanos y caribeños.
Se ignora quién o quiénes están coordinando a las autoridades mexicanas, en el aseguramiento y deportación de los miles de migrantes indocumentados que han entrado y lo siguen haciendo por la frontera porosa dividida por el río Suchiate, para luego instalarse en municipios como Tapachula y Mapastepec, en donde el Instituto Nacional de Migración hace los trámites correspondientes para darles un salvoconducto o regresarlos a su país de origen, aunque esto parece que solo se da con algunos grupos pequeños y sin dinero, para taparle el ojo al macho.
Representantes de la seguridad nacional norteamericana, al parecer han informado de la realidad que se vive en esta frontera sur y el presidente Trump ha reaccionado con declaraciones de que el gobierno de México no está haciendo nada, por lo que amenaza con subirle los aranceles en la importación de vehículos.
El caso es que, en las redes circulan denuncias sobre que, en este río revuelto, los únicos que presuntamente están haciendo el negocio de su vida son las autoridades federales, que supuestamente están para vigilar que los indocumentados no pasen el cerco de contención en los aeropuertos y la carretera Costera, en donde supuestamente algunos malos representantes de la ley están haciendo su agosto en pleno junio.
Ojalá que los altos funcionarios federales, dejaran un rato la comodidad de sus escritorios en sus elegantes oficinas y personalmente vinieran a cerciorarse de lo que está ocurriendo con la migración en esta zona sur sureste, lo que tiene irritado al presidente Trump que ya les cantó claro en cuanto a subirle los aranceles o cerrar la frontera con México, si en un año no ve claro sobre este tema de la migración.
El ejecutivo nacional insiste en que las autoridades mexicanas en el sureste del país, están luchando contra el tráfico de migrantes y que a este asunto le van entrar todas las áreas de su gobierno, porque no desea confrontarse con los Estados Unidos de Norteamérica, con quien tiene la esperanza de dialogar para llegar a acuerdos que favorezcan a ambos países.
Se habló sobre la presencia de militares y policías federales en la frontera con el Suchiate, sin embargo, hasta ayer nadie sabía en dónde se metieron y las caravanas continúan llegado y cruzando el río para instalarse en Tapachula, donde consiguen sus pases o salvoconductos que supuestamente no son validados sin el visto bueno de quienes controlan esos pasos o retenes por vía terrestre y aérea.
Las noticias quedan los medios nacionales no concuerdan con la realidad, ya que hablan de un control de la migración y de cientos de deportados, sin embargo, nada dicen de los miles de migrantes caribeños, en especial de los cubanos’ que son pasados diariamente frente a las narices de las autoridades federales; siendo quizás esta situación, lo que ha evitado al presidente de la república estar bien informado y no estar bajo la amenaza de una confrontación económica con el ‘rey pelos de elote’ .
Si Donald Trump, cumple su amenaza de subir aranceles o la de cerrar la frontera, sería un impacto devastador para el pueblo mexicano que está considerado entre los tres principales socios de los Estados Unidos.
En otros temas, los bomberos locales ya no saben a qué santo encomendarse, cada vez están más abandonados y sobreviven porque Dios es grande, aseguran los ‘traga humo’ tapachultecos que son una especie de héroes anónimos, quienes han salvado muchos vidas en incendios y diversos accidentes en los que les piden su intervención.
¿Quién será el funcionario estatal de primer nivel, que en vez de dedicarse a su chamba, se placea por toda la geografía chiapaneca para ponerse bajo los reflectores de los medios de comunicación, algunos rumoran que ya está en campaña rumbo a la candidatura gubernamental?
Por cierto, la inseguridad sigue permeando en todos los municipios del Soconusco, principalmente Suchiate, Frontera Hidalgo, Metapa, Cacahoatán, Tapachula y Huixtla; al parecer los encargados de la seguridad andan más preocupados correteando migrantes, supuestamente para asegurarlos y entregarlos a migración. ¿Será que los misericordiosos ‘ángeles azules’ prefieren trasladarlos algún albergue y no a la cárcel migratoria?