ALFIL NEGRO

464
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Hidra de Mil Cabezas

“El alcohol es la droga de mayor consumo entre los jóvenes y adultos del país, por lo que debemos trabajar arduamente en la prevención contra el consumo de todo tipo de sicotrópicos, que afecten a los adictos y su entorno social”, dijo Ana Lilia Ovando Gordillo, directora del Centro de Investigación Juvenil.
Señaló que la sociedad debe cerrar filas en torno a los niños y jóvenes, para formar un muro de contención que impida que éstos sean alcanzados por los tentáculos de la ‘hidra de mil cabezas’, ya que al parecer la intervención de las autoridades no ha sido suficiente para detener este flagelo, convertido en un problema grave para la mayoría de todos los países del mundo.
Dentro del marco del Día Internacional Contra el Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas, la también especialista en piscología mencionó que vienen trabajando desde la educación preescolar, hasta adultos en plenitud, con quienes intentan establecer el manejo de sus emociones para así poder cortar de raíz, lo que muchas veces los induce a buscar las drogas.
Por su parte, el doctor Miguel Ángel Mancera Castillo, integrante del CIJ, explicó que el consumo de la droga les vende una falsa felicidad a quienes lo consumen, ignorando que solo es una trampa que los conduce a través de la depresión y la tristeza hacia un callejón sin salida.
Afirmó que la edad más vulnerable para iniciar a consumir drogas es la adolescencia, ya que es la etapa cuando los jóvenes tratan de imitar lo que hacen los grupos que imponen modas o formas para demostrar que, consumiendo alcohol, fumando o intoxicándose con cualquier otra droga, se pueden sentir mujeres y hombres hechos y derechos; muchas veces lo hacen por ver qué pasa, olvidándose que ‘la curiosidad mató al gato’.
Otros conocedores del tema, añaden que los problemas derivados del consumo de drogas se confabulan con el riesgo de dañar su salud al adquirir enfermedades como el VIH (Sida), hepatitis, muerte por sobredosis, suicidios y enfermedades del corazón.
Las estadísticas oficiales señalan que al menos doce millones de personas en el planeta son consumidores de drogas inyectadas, más de un millón y medio de los adictos están infestados con Sida y otra cantidad igual con el virus de la hepatitis ‘C’, lo que provoca que anualmente unos 120 millones de personas fallezcan debido al consumo de drogas.
En México los gobiernos anteriores enviaron iniciativas para legalizar la mariguana y otras drogas, disfrazando esta acción con el argumento de que solamente se usará para fines medicinales, lo que ha sido cuestionado y su legalización parece haber quedado en espera de la ‘luz verde’ oficial; el hecho es que nada parece detener este cáncer que ha venido pudriendo a la sociedad mundial, México y Chiapas no podían ser la excepción.
Al parecer se necesita más mano dura para iniciar con el combate en contra del alcoholismo, de ahí la importancia que la Secretaría de Salud de los tres niveles de gobierno, inicien una verdadera cruzada en contra de la apertura de antros que cada sexenio o trienio, aparecen como ‘negocios nuevos’ denominados ‘restaurantes’ o discotecas.
Las bebidas embriagantes y el cigarro, son las drogas a las que tienen más fácil acceso los niños, jóvenes y adultos, sobre todo en la región costa, en donde han causado estragos al núcleo familiar; por lo que es urgente que las autoridades dejen de solapar a los propietarios de tantos antros que operan sin los permisos oficiales, quienes supuestamente pagan una cuota respectiva a los inspectores del alcoholes y salud, para que no sean molestados y se hagan de la vista gorda.
Suchiate, Frontera Hidalgo, Metapa, Cacahoatán, Tapachula, Huixtla, Huehuetan, Mazatán, Escuintla, Mapastepec, Pijijiapan, Tonalá y Arriaga, se han convertido en la meca de las bebidas embriagantes; independientemente de una diversidad de drogas más sofisticadas, que se venden en esos lugares y hasta en las escuelas.
La violencia, la delincuencia, las enfermedades y problemas familiares han crecido también, por el alto consumo de drogas en la región de la costa chiapaneca.
El gobierno de la cuarta transformación a nivel federal, inició varios programas de ayuda para los estudiantes de bajos recursos económicos, sin embargo, no contó que aparecerían muchos vivales encargados de los censos y manejo de entrega de esos apoyos de la federación, y miles de estudiantes que fueron registrados para obtener esa ayuda, siguen esperando la beca que se supone debieron haber recibido hace meses.
Por cierto, allá en Frontera Hidalgo, decenas de campesinos se están quejando en contra del encargado del programa federal ‘Bienestar Social’, que al parecer maneja un ex Edil de ese municipio, quien desde hace meses debió entregarles ese recurso, ¿Será? Ojalá que investiguen y la ayuda prometida a la pobre gente, no le quede a vivales.