Persisten Rezagos en la Atención a la Discapacidad

417
Persisten Rezagos en la Atención a la Discapacidad
Persisten Rezagos en la Atención a la Discapacidad

Tapachula, Chiapas.- «La atención a la discapacidad es una deuda pendiente, estamos atrasados en México y en América Latina; al hablar de inclusión, creo que no le estamos dando la validez que se merece, todos en cierta forma podemos tener algún tipo de discapacidad, el usar lentes ya nos hace discapacitados.
Hay personas que con el paso del tiempo tienen problemas físicos, de movilidad, de rodillas, nadie está libre de la discapacidad, pero todo el mundo como que quiere taparlo. Antiguamente se hablaba que era como una maldición de Dios, es algo que las personas no aceptan, las políticas públicas de los gobiernos tampoco hacen mucho», señaló Marisol Salcedo, máster en trabajo social y asesora en discapacidad auditiva.
La también Perito Judicial de la Corte de Apelaciones en Chile,, señala que hace falta diseñar de mejor manera las formas en que se atiende desde el sector oficial a las personas con discapacidad: «las medidas paliativas no nos sirven mucho de raíz para solucionar el problema: las políticas públicas y leyes para la discapacidad las deberían hacer los trabajadores sociales, o aquellos que trabajan directamente con las personas con discapacidad, los que viven y sienten lo que es tener una discapacidad o atender a alguien con algún tipo de ella».
Entrevistada tras impartir la conferencia magistral «¿Qué sabemos de discapacidad», en el marco de la Semana Académica y Cultural de la Escuela Superior de Trabajo Social «Jesús Aquino Juan» Tapachula, la experta destacó que es necesario seguir proponiendo y avanzar en aspectos que garanticen no sólo el acceso a la atención, sino que los servicios que el Estado ofrece sean de calidad y con sentido humano.
Es vital dijo, «por ejemplo que la lengua de señas sea reconocida como una lengua ya que es la única forma que las personas sordas y mudas tienen para comunicarse».
Cuestionada sobre cómo aprecia la atención a la discapacidad en México, Salcedo Orta declaró, «desde el 2014 que estoy viniendo a este maravilloso país, creo que hay algunos cambios, hay más interés en aprender lengua de señas. He percibido pequeños cambios, pero todavía falta mucho, que las comunidades de personas con discapacidad promuevan la inclusión y servicios óptimos, que haya más voluntariado. Creo que se ha avanzado pero falta mucho por hacer, el avance ha sido muy lento respecto a otros países», finalizó. EL ORBE/Alberto Bonilla Acosta