Inspectores de la SMyT Hostigan a Persona con Discapacidad por Utilizar una Trimoto

55
Inspectores de la SMyT Hostigan a Persona con Discapacidad por Utilizar una Trimoto

Tapachula Chiapas; 17 de Julio.- Gabriel Arroyo Flores de 63 años de edad, y quien sufre una discapacidad desde hace más de 2 años, denunció el hostigamiento que ha sufrido por parte de los inspectores de la Delegación de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) en Tapachula, al impedir que se transporte libremente en su unidad particular.
Don Gabriel vive en la colonia Calcáneo Beltrán al sur oriente de Tapachula, hace más de dos años, los médicos determinaron que tenían que amputarle la pierna derecha, derivada de una enfermedad crónica; por esta razón, entró en un cuadro de depresión al saber que su vida no podía ser la misma.
De carácter hiperactivo, Don Gabriel decidió comprar una moto con sus ahorros que fue adaptada de acuerdo a su discapacidad, para que con ella pudiera trasladarse al Seguro Social por sus terapias, ir al mercado a hacer sus mandados o llevar a su nieto a la escuela. De tal manera que, con su vehículo, se sintiera útil y de alguna forma, independiente para hacer sus labores.
Sus salidas se volvieron cotidianas y no sólo hacía sus compras en el mercado que está a la vuelta de su casa, sino que comenzó a hacerle favores a amas de casa de la tercera edad, que consistía en cumplir el encargo de comprar sus víveres o bien trasladarlas en su moto hacia sus domicilios.
Sin embargo, agregó que recientemente, inspectores de la Secretaría de Movilidad y Transporte del Estado, comenzaron a intimidarlo, amenazarlo y hasta dirigirse a él de forma grosera, porque pensaron que hacía la labor de un moto-taxi, cuando en realidad, sólo saca su vehículo para uso particular.
Aún con insignias y logotipos de persona con discapacidad, y no contando con número económico o color que pudiera presumir dar servicio del transporte público, los inspectores lo sentenciaron que, de verlo nuevamente en las calles, aun cuando vaya solo, le quitarán el vehículo.
Ante esta situación su esposa fue a hablar con el delegado de la dependencia, Jairo Palomeque Madrid, quien le dijo que no era posible que hostigaran a su esposo, y que tuviera la tranquilidad en que no le iban a quitar su vehículo, pero cuando la esposa de Don Gabriel le pidió un documento que avalara lo dicho con palabras, el funcionario se negó.
Por todo esto, Don Gabriel Arroyo Flores pidió la intervención de este medio para difundir su situación, porque tiene el temor que le arrebaten su medio de transporte que tanto esfuerzo le costó adquirirlo, además que lo necesita porque se traslada a sus terapias y a labores diversas y no es justo que viva con esa incertidumbre. EL ORBE/ Marvin Bautista.