Sector Empresarial Teme Irrupción de Migrantes en el Nuevo Centro de Desarrollo Comunitario

140
Sector Empresarial Teme Irrupción de Migrantes en el Nuevo Centro de Desarrollo Comunitario

* Obra Destinada Para la Convivencia de las Familias Tapachultecas.

Tapachula, Chiapas; 15 de mayo del 2021.- Empresarios denunciaron que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), no ha aportado nada productivo a la frontera sur, ya que ni siquiera su personal se atreve a hacer labores de limpieza y concientización con los migrantes que se mantienen aglomerados y sin control en busca de los documentos que les permitan vivir cómodamente en Tapachula con los recursos que les regala el gobierno federal.
Alfredo Gálvez Sánchez, empresario turístico de este municipio, reseñó que han sido testigos de lo que provocó la oficina de la Comar cuando estuvo ubicada en la octava sur y cuarta calle oriente.
Ahí los pobladores denunciaron una y otra vez todo el infierno que vivieron con la presencia de los migrantes y por ello se manifestaron en varias ocasiones, porque los indocumentados que llegaban a esas oficias utilizaban las calles, banquetas, puertas como comedores, sanitarios, viviendas y hasta para sus relacione sexuales, causando un problema de salud grave.
Posteriormente, abrieron un espacio en la segunda avenida sur entre la 18 y 20 calle oriente, frente a las antiguas instalaciones de Pemex, pero por desgracia a una cuadra de las instalaciones culturales más grandes de la Costa, es decir, el Centro de Desarrollo Comunitario, próximo a inaugurarse.
Ese lugar se edifica con una inversión superior a los 150 millones de pesos, “y si no tenemos cuidado la sociedad en general y no se pone especial atención a lo que va ocurrir ahí, ese espacio en cuanto se abra se va perder”.
Y es que opinó que “todos sabemos que la migración que conforman todos los países que se encuentran en Tapachula como son los africanos, haitianos y centroamericanos no respetan las leyes, la sana convivencia y el medio ambiente: ocasionan basura y hacen sus necesidades fisiológicas a cielo abierto, sin impórtale la ubicación”.
Ante ese panorama, apuntó que “si nos ubicamos en donde se encuentra el centro cultural, que son cuatro cuadras de inversión, donde se tienen canchas, talleres, salones y áreas verdes, ahí está también la Comar, por lo que desconocemos que va ocurrir cuando se ponga en marcha”.
Asimismo, que “en automático será tomado como paso de servicio para los migrantes, porque ya lo están haciendo, pero dan la vuelta porque hay una malla perimetral, pero esta se va retirar, por lo que van a tener acceso a ese lugar, y si solamente fuera el transito el problema sería menor, pero van a querer tomarlo como vivienda, como albergue, sanitario y todo lo que conlleva a los problemas impunes que esos grupos de extranjeros traen a Tapachula”.
El empresario también mencionó que no hay que olvidar que ese Centro de Desarrollo Comunitario, es un espacio que va estar destinado en niños, familias y mujeres para que puedan ir a realizar actividades de esparcimiento, como pintura, ajedrez y danza.
Ese lugar está previsto para que convivan sanamente cientos de personas, por lo que esperan que los migrantes no se vayan a querer apropiar o cosas indebidas en ese espacio tan grande que tendrá Tapachula
Lamento que en la Comar no tiene una sola actividad positiva para la sociedad y tampoco hay evidencia que done alguna sola lámpara, y solo se enfoca a administra millones de pesos que salen de los bolsillos de todos los mexicanos para mantener ociosamente a los indocumentados que no quieren ni sus países de origen.
Dejó en claro que la migración en Tapachula se ha agudizado desde hace ya varios meses y que no se trata de xenofobia contra los indocumentados, “pero sí tengo fobia de su comportamiento y con los problemas que causan. Pareciera que a la Comar le vale un soberano cacahuate, lo que opinemos los chiapanecos, porque se encierran en sus oficinas y ni siquiera organizan a los migrantes afuera”. EL ORBE / M. Blanco / Jesús Sánchez Martínez