sábado, julio 2, 2022
spot_img
InicioHoy EscribenHepatitis Grave de Causa Desconocida en Niños

Hepatitis Grave de Causa Desconocida en Niños

 

Es importante conocer cómo detectar a un niño con hepatitis. «Lo más importante y con lo que la mayoría de los papás los refieren es que los ven amarillos. Otras veces, los niños vienen acompañados con un cuadro de diarrea, dolor abdominal, náusea, vómito y fiebre», señala la pediatra Éricka Montijo-Barrios. Otros síntomas comunes son el dolor en articulaciones, fatiga y cansancio. «También podemos tener coloración amarilla esclerótica (parte blanca del ojo) y tener cambio de color en la evacuaciones (se tornan pálidas o blancas). De igual manera, puede haber un cambio en la coloración de la orina: se torna negra como un refresco de cola o está muy concentrada», explica el doctor Carlos Eduardo Aguirre Morales.
«En el caso de las hepatitis agudas infecciosas, hay que tener claro que, cuando los niños la padecen, la mayoría son asintomáticos, es decir, no se ponen amarillos. Su orina no es oscura y no presentan otras manifestaciones. De hecho, ellos lograrán librar la enfermedad sin mayores complicaciones. De todas las hepatitis, menos del 0.5% evolucionan a una forma de hepatitis muy grave llamada fulminante», añade Montijo-Barrios.
La ocurrencia de las hepatitis fulminantes es poco frecuente. Cuando se manifiesta, el niño se torna muy irritable, llora y no duerme bien. Los niños más grandes, presentan confusión y cambian sus hábitos neurológicos.
«Estas son las características cuando una hepatitis ya se empieza a manifestar. Tenemos que ser muy cuidadosos y, como papás, acudir de inmediato a revisión”, comenta la doctora. En el caso de esta hepatitis de causa desconocida, si un médico identifica a un paciente con estas características tiene que dar aviso a vigilancia epidemiológica “para continuar con análisis de la etiología de la posible causa. Nosotros, como médicos, no importa si es público o privado, podemos acceder al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre) donde se realizan los estudios correspondientes para encontrar la causa», explica.
Posibles Causas.
Desde que se presentaron los primeros casos de la hepatitis grave de causa desconocida en niños, principalmente el caso en Alabama, se ha manejado la teoría de que la enfermedad podría estar relacionada a los adenovirus. Esta clase de virus es respiratorio (provoca las típicas infecciones de garganta) pero que también puede ocasionar cuadros gastrointestinales.
«En un número importante de los casos de hepatitis, se ha identificado al adenovirus 41. Es un viejo conocido que suele causar infecciones de garganta, anginas, conjuntivitis y hasta diarrea. Se produce a manera de brote estacional y es muy frecuente en la población infantil menor de cuatro años. La mayoría de veces, los pacientes no necesitan antibióticos», explica el doctor Sarbelio Moreno, Infectólogo Pediatra del Instituto Nacional de Pediatría.
Por su parte, la doctora Éricka menciona que existe otra hipótesis sobre la posible causa de este brote de hepatitis. «Hay una teoría muy interesante que dice que, al haber estado tanto tiempo en confinamiento por la pandemia, los niños se dejaron de exponer a los virus y, al volver a relacionarse con personas, pareciera que el niño no tenía capacidad de respuesta inmunológica ante el contacto con ellos. Es una hipótesis basada en la pandemia de influenza de los 1900. En ese entonces, también se reportó la presencia de una hepatitis en niños. Sin embargo, no se sabe bajo qué condición fue».
En cuanto a la teoría que habla sobre una posible relación entre la Covid y la hepatitis, la médica pediatra señala que, “de todos los casos de hepatitis grave de causa desconocida, solo en 20 se ha presentado una coinfección con el SARS-CoV-2. Pero tampoco significa que el Covid sea una causa. Pareciera que puede haber una relación pero no es la causa.
«Los países que más han reportado casos de la variante Omicrón también son los que reportan más casos de esta hepatitis grave de causa desconocida. El SARS-CoV-2 puede causar diarrea, vómito, dolor y, también, puede llegar a dañar al hígado. Se ha visto que, aunque el Covid no sea grave, sí llega a haber complicaciones hepáticas y se retiene la bilirrubina. Esto refuerza la importancia de la vacunación de niños por SARS-CoV-2», añade el doctor Moreno. Sun

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Comentarios recientes